8 antibióticos naturales que utilizaban los ancestros antes de los fármacos

3 0

Durante décadas los científicos han dado con sustancias resistentes a infecciones, pero la rapidez con las que actúan las baterías se ha quedado corta en comparación a como estas evolucionan.

Los farmaceutas buscan en los bosques tropicales elementos nuevos para producirlos, pero informes alarmantes retratan no solo que la existen un constante desarrollo de nuevas enfermedades que aún no tienen cura, pero además que la adicción humana a la palma africana está deforestando gran parte de bosques de donde se obtienen gran parte de estos elementos.

Ante esto, la sociedad parece estar volviendo a la medicina que los ancestros utilizaron para sanarse antes de la década de 1940 donde las hierbas y los suplementos alimenticios fueron sustituidos por antibióticos de farmacia.

A continuación, presentamos algunos de estos con la finalidad de tener información en caso de enfermarse:

Miel:

La historia cuenta que los antiguos romanos utilizaban la miel en los campos de batalla, así curaban sus heridas para prevenirlas de infecciones. Sus propiedades antinflamatorias, anti microbios y antisépticas son ampliamente utilizadas en diferentes sociedades.

Una enzima producida por la miel, ha demostrado que libera peróxido de hidrogeno, el cual crea defensas en el cuerpo para eliminar las bacterias, asimismo, es capaz de liberar toxinas en la sangre. Una estimulación en el sistema inmunológico combinando la miel con otras hierbas o cítricos como el limón fortalece las células de los glóbulos blancos.

Orégano y aceite:

Se sabe que el orégano posee propiedades antibacteriales. Este puede además facilitar la digestión y ayudar a perder peso. Las propiedades que se han encontrado en el Carvacrol, presente en el orégano y tomillo, ha demostrado servir para prevenir las bacterias infecciosas. Además de sus propiedades como especia, este podría ayudar al aparato digestivo a eliminar las infecciones.

Ajo:

El ajo ha sido utilizado como un removedor de la fiebre, además de ser esencial en la cocina moderna. Se encarga de ella ahuyengando a los gérmenes antes de que ingresen al cuerpo. Muchas personas aseguran que comer ajos crudos enteros elimina las bacterias, malos olores y los parásitos del cuerpo.

Extracto de semilla de uva:

Este extracto fue recientemente estudiado y publicado en el Journal of Alternative and Complementary Medicine. Demostró ser efectivo contra más de 800 virus y bacterias, al igual que contra hongos y parásitos.

Es además rico en antioxidantes, levanta el sistema inmune y alcaliniza al cuerpo de manera natural.

Cúrcuma:

La especia es tan rica en color y sabor como medicinalmente. Las inflamaciones del sistema inmunológico se ven útilmente reducidas a partir de la ingesta de la cúrcuma. Protege al cuerpo de las infeccionas y las bacterias causadas por enfermedades comunes. La mezcla de miel, orégano, echinacea, ajo es una forma de antibiótico útil contra las bacterias.

Echinacea:

Hierba proveniente de Norteamérica y utilizada por los ancestrales grupos indígenas de sus diferentes regiones. Ha sido demostrado que consumir esta hierba reduce la cantidad de resfrados que una persona puede experimentar en su vida. El cannabis como la echinacea son hierbas que se aconsejan consumir como método de prevención de enfermedades.

Aceite de Coco:

Las propiedades del aceite de coco como suplemento son hoy día bastante conocidos. Desde su función como acompañante de extractos hasta ungüento. Sus propiedades evidencian en la actividad antihongos y contra las bacterias.

Se ha dicho que el uso moderado puede producir antioxidantes, balancear la tiroides y los niveles de azúcar en la sangre. También información reciente alude a que la alta ingesta de este podría subir los niveles del colesterol.

Repollo:

Dentro de la familia de las brasicáceas, el repollo junto con el Kale y Brocoli, han sido efectivos contra el cáncer. La razón obedece a la cantidad de vitamina C que se encuentra en el repollo. Una porción equivaldría a las cantidades que se necesitan a diario.

Asimismo, es un agente antibacterial. Su consumo recomendado es crudo, en ensaladas o en batidos y sus beneficios serán en la digestión, prevención de enfermedades y, por ende, un peso adecuado sin exceso de azúcares o grasas.

Nota: Estos no son los únicos que existen.

Fuentes:

Simple Wisdom for Holistic Living

http://www.myhealthwire.comhttp:

//higherperspective.coml

http://www.coolhealthyrecipes.com

Share on TumblrShare on WhatsApp Share

Comments

comments

Leave A Reply