Desarticulan banda que utilizaba licencias legales para traficar cannabis en todo EE.UU

5 0

Un antiguo oficial de ejecución y un empresario de esta en Colorado fueron relacionados presuntos delitos de fraude en una operación que traficaba cannabis ilegalmente fuera de las fronteras de ese estado.

La noticia que fue dada a conocer esta semana en el sitio especializado The Cannabist, señala que el jurado investigador del caso lanzó en marzo una acusación contra 16 personas que estarían involucradas en los hechos diriogdos por Michael Stonehouse, la ex policía de la División de la Agencia de Marihuana en Colorado (MED, siglas en inglés), Renee Rayton, el empresario Scott Pack cuyos negocios en la industria responden a Harmony Green LLC y HGCO LLC. Otros imputados son Travis Bridle y John Edwards Loos, quienes habrían sido los cultivadores y sospechosos de contribuir en la operación.

Según la investigación, Pack manejaba 14 licencias para producir cannabis de manera legal cuya transcendencia en el tráfico es crucial. Se les acusa de ser los responsables por “producir ilegalmente y de vender millones de dólares en cannabis fuera del estado de Colorado”.

Las actividades del imputado ya estaban siendo analizadas por medio de una denuncia por estafa presentada contra el grupo en el abril. Los demandantes alegaban la pérdida de 1 millón de dólares de acuerdo con un esquema de fraudes montados por Pack y Rudy Saenz.

El oficial Rayton quien en apariencia dejó la división de la policía en 2016 se habría incorporado a al grupo Harmony & Green Businesses por un trabajo de 6 meses como consultora. La ex policía pudo haber recibido $8,000 dólares por mes, señala la investigación.

En un inicio, su trabajo consistió en almacenar el dinero en efectivo por las operaciones ilegales. Además de esto, el jurado manifiesta que hubo una violación de las políticas del estado en el hecho de que un funcionario público debe esperar 6 meses para ingresar a una industria relacionada con su campo, este este caso la industria de cannabis.

De esa manera y por su conocimiento sobre la ilegalidad de la operación, Rayton se le acusa de haber violado de la autoridad estatal, conspiración y el cultivo de más de 30 plantas. Según los documentos, Rayton habría pagado $5000 por su libertad.

En el caso de Pack, se le acusa de haber cometido 11 delitos todos violatorios al acta de contra el crimen organizado de Colorado. Entre ellos: conspiración, distribución de más de 50 libras de cannabis, cultivo de más de 3 plantas, blanqueo de capitales, evasión al fisco, intento de comprar la voluntad pública.

Las autoridades han solicitado el arresto de los imputados en el caso y Pack solo podría salir con libertad condicional si cancela la suma de $1 millón de dólares.

El caso se da en un momento justo en que el fiscal general estadounidense, Jeff Sessions ha solicitado al Congreso que se cancelen las licencias legales para la distribución de cannabis debido a según él, la infiltración del tráfico y de las organizaciones criminales.

“Los traficantes ya cultivan y distribuyen cannabis dentro de los Estados Unidos bajo la protección de las leyes de cannabis medicinal”, señaló esta semana. Además, agregó: “En particular, organizaciones criminales cubanas, asiáticas, blancas, euroasiáticas que han establecido operaciones dentro de este sistema judicial en los estados”, afirmó.

Share on TumblrShare on WhatsApp Share

Comments

comments

Leave A Reply