Farmacéutica que gastó $500,000 contra cannabis legal, obtuvo visto bueno de la DEA para medicamento con THC sintético

15 0

En medio del caos que provocaron las elecciones estadounidenses, se definía la legalización del cannabis en diferentes estados.

Entre las compañías farmacéuticas opositoras, se encontraba Insys Therapeutics. MCN reportó en ese entonces, cómo esta había patrocinado la campaña antilegalización en Arizona con un cheque que alcanzaba los $500,000 dólares.

No solo lograron detener la ley que se discutía en Arizona, sino que también esta semana recibieron el apoyo preliminar de la Administración para el Control de Drogas (DEA) para un medicamento que venían preparando a base de cannabinoides sintéticos.

Se trata de Syndros, una solución oral a base de un sintético del tetrahidrocannabinol (THC), componente psicoactivo de la planta. Ya para el verano del año anterior, había obtenido la aprobación de la Administración de Alimentos y medicamentos (FDA) como tratamiento contra las náuseas, pérdida de peso y vómito en tratamiento de pacientes con cáncer.

Mientras que el producto sintético se mantendrá según la DEA en la Lista II de sustancias prohibidas, la planta original sigue siendo parte de la lista I. Esto significa que el sintético quedará bajo la categoría de “alto potencial de abuso”.

Además del Syndros, la compañía se encuentra realizando una versión sintética de cannabidiol (CBD) para tratar la epilepsia en niños. Esto se da luego de hacer una petición a la DEA para suavizar las restricciones.

La DEA y la FDA han mostrado apoyo a Insys Therapeutics a pesar de que existen una serie de demandas e investigaciones debido a los miles de muertes que se han producido por un medicamento desarrollado por su fabricas llamado “Fentanyl”. Dicho medicamento es un analgésico con serias evidencias de adicción y sobredosis.

En el mercado negro se vende aproximadamente por $20, dólares cada pastilla y los adictos pueden llegar a consumir hasta 5 diarias, según reporta una serie de reportajes estadounidenses. Por esta razón, el Buró Federal de Investigaciones (FBI) arrestó en diciembre a 6 altos ejecutivos de esta compañía por el hecho de que Insys pagó comisiones y cometió fraude para conseguir la venta del medicamento.

La poderosa farmacéutica solo ha afirmado que “el cannabis legal es algo malo para los niños”, sin embargo, “creen en el potencial de los cannabinoides”. Siendo estos, solo los que ellos producen.

Share on TumblrShare on WhatsApp Share

Comments

comments

Leave A Reply