Gremio Médico de Costa Rica se resiste al uso de cannabis terapéutico

20 0

En medio de las conversaciones de regulación del cannabis terapéutico a nivel mundial, los médicos parecen ser los más escépticos.

Los profesionales de las distintas áreas de la medicina manifiestan ser estigmatizados en el tanto se informan o buscan generar debate sobre el tema a lo interno en su lugar de trabajo. Muchos permanecen callados, pese a que las puestas en marcha de programas de este tipo se encuentran en efervescencia cerca de las fronteras del país.

“En mi gremio se condena el uso de cannabis en cualquier forma y se estigmatiza al profesional que lo avale y aún más a quien lo utilice.” escribe una lectora farmacéutica a MCN solicitando información sobre el uso de cannabinoides para su fibromialgia.

La falta de médicos interesados en el tema desencadena en la falta de desarrollo local de esta ciencia. Tanto los hospitales como las universidades públicas poseen estudios nulos sobre esta medicina.

Pareciera que el debate dentro de estos gremios se ha quedado en si la planta funciona o no como tratamiento terapéutico.

 

Lea: Los 100+ estudios científicos que demuestran que el cannabis cura el cáncer

 

 

La Clínica del Dolor y Cuidados Paliativos de la Caja Costarricense del Seguro Social (CCSS) tienen una postura neutra. Cuando MCN consultó sobre su posición este año, manifestaron que el problema reside en el estigma. En esa ocasión, Jorge Rojas de la clínica, confirmó que de los beneficios “nadie tiene duda”. Al menos dentro de esa institución.

El uso de cannabis para fines medicinales ya es una realidad en el país. Sin embargo, las limitaciones en la siembra para uso personal, la falta de investigación y la desinformación en los medios de comunicación dificulta su desarrollo.

La parte legislativa que proponía una ley para regular estos fines quedó sepultada a inicio de año cuando MCN dio a conocer una serie de estafas que se habían generado en torno al proyecto 19256.

Por la necesidad de regulación, los encargados en el Ministerio de Salud y el Instituto Costarricense sobre Drogas (ICD) han empezado conversaciones para el establecimiento de una normativa que permita la importación de medicamentos de Cannabidiol (CBD).

Esta es la solución más viable para las personas a la que apunta una cartera que en boca de Guillermo Araya, director del ICD, describe “la sociedad costarricense no está lista para el cannabis medicinal”. ¿Quiere decir que las personas no están listas para curarse?

Este tipo de solución ha sido aplicada en México donde se ha legalizado la importación farmacéutica de medicamentos a contraposición de lo que los pacientes solicitaban a los congresistas.

Para Mauricio Liscano, paciente y director de la Asociación de Costarricenses Pro Cannabis (ACPC), la propuesta es laxa. La idea de importar medicamentos sería un gasto de dinero cuando en el país hay organizaciones y empresas capacitadas para la producción.

“La tendencia general es, en lugar de regular el cannabis, es importarlo. O sea, gastar el dinero y dárselo a empresas extranjeras”, comentó.

Si el país tiene las condiciones climáticas, la legalidad y semillas ambientadas, la solución más viable se definiría en crear una estructura legal en las que se incluyan a las diferentes voces que existen en el país.

Para la doctora Giselle Amador, ex directora del Instituto sobre Alcoholismo y Farmacodependecia (IAFA) y colaboradora de la Asociación para el Estudio e Intervención en Drogas (ACEID) considera que su gremio permanece escéptico debido al apego que mantiene con el sector farmacéutico.

Esto quedó en evidencia luego de que hace unas semanas MCN le fue negada la cobertura de un evento en el Colegio de Médicos sobre el “cannabis en el embarazo”. Pese a que un equipo de este medio estuvo presente, los organizadores solicitaron que no se reporteara sobre la actividad.

Share on TumblrShare on WhatsApp Share

Comments

comments

Leave A Reply