Manual para dabbear concentrados de cannabis de forma segura

10 0

La cultura de cannabis está creciendo más rápido de lo que las legislaciones en los países evolucionan. Nos encontramos en un momento en el que la ideología de liberación se está concretando en asociaciones individuales y colectivas.

De tal forma, diferentes productos se han inscrito en el avance de las tecnologías creadas en países donde se ha regulado la industria. En esa materia, los concentrados de cannabis han tomado popularidad importante en los últimos 5 años. La teoría ya estaba ahí, pero se ha desarrollado tecnología con el objetivo de que las extracciones sean cada vez más seguras y diversas.

Se puede decir que el futuro del mercado ha quedado demostrado en los variados extractos logrados hasta la fecha. Al margen de ese crecimiento, se ha armado una subcultura de dabbers y extractores que se popularizó en cultivadores, consumidores y participantes de la industria.

Hablar de “dabs” o “wax” es hablar en términos generales de lo que son realmente los concentrados de cannabis. De manera mecánica se extraen: Kif (polen), hachís en frío y rosin, principalemente. En solvente se habla de butano, propano, CO2 y etanol o alcohol isopropílico. Cualquiera de estos con el objetivo de separar los cannabinoides, terpenos y flavinoides –aceites esenciales y biomoléculas- de las flores.

En ese sentido, no todos los concentrados son extracciones ni tampoco todas ellas están contaminadas por los residuos químicos. En Colorado, Oregon y Washington, los concentrados deben de mantener un nivel de hidrocarburos de 500 ppm para ser aprobados como seguros. Todo lo que se pone en venta debió haber pasado antes una prueba de laboratorio, de lo contrario no podrían ser comercializados.

El riesgo existe en que en el mercado ilegal de la mayoría de partes del mundo no hay estandarización, pero sí hay acceso a extractos de uso –o no- terapéutico. Por tanto, se deduce que la mayoría de personas no saben lo que están consumiendo ni qué tan perjudicial vaya a ser para su salud.

Para Max Montrose, director del Trichome Institute, desde el punto de vista de salud, desarrollar una alta tolerancia en los receptores CB1 podría afectar el rendimiento, especialmente en sistema endocannabinodes que se encarga de la mayoría de los instintos vitales.

“Consumir cantidades tan altas de THC tantas veces seguidas satura los receptores en el cerebro encargados de sintetizar la molécula. En un esfuerzo para salvarte a ti mismo, tus receptores se empiezan a apagar y entre más lo hagas, más se apagan y empiezan a desaparecer del cerebro.”

Además, explicó que se da ya que el momento en que el cerebro intenta adaptarse en un ambiente sofocado por cannabinoides, como método de defensa apaga los receptores para salvarte afectando procesos importantes como el sueño, el apetito, el humor, el sistema inmunológico y otros.

“La sobreexposición de cannabinoides limita al cuerpo de absorber terpenos, lo cual es frustrante porque se ocupan cada vez más cantidades”.

Recomendaciones a la hora del dab

Como la cultura del dab seguirá desarrollándose lo mejor es tomar nota sobre los siguientes aspectos:

Evite realizar extracciones en casa

Utilizar solventes como el butano podría literalmente explotar su casa o su área de trabajo. El trabajo debe ser realizado por profesionales con experiencia. En Estados Unidos se ha llegado al punto de prohibir hacer extracciones específicamente con butano. Si va utilizar etanol u cualquier otro, asegúrese de tomar las medidas necesarias.

Flores:

Sin hongos, de preferencia provenga de cultivo personal

Tricoma debe de contender la glándula superior desde donde se extrae la mayor cantidad de partículas. Existen diferentes lentes en el mercado con los que se puede revisar detalladamente a la hora de cortarlos.

Boquilla:

Si va a consumir en compañía de colegas, la boquilla es necesaria para evitar contaminaciones de cualquier tipo. Las boquillas de parafernalia son accesibles y de alta utilidad para reducir los daños y riegos asociados a los concentrados.

Para principiantes:

Si nunca ha consumido ningún tipo de concentrado ya sea en aceite de vaporizor (Flavrz, Honey Vape, etc) o en otro tipo de parafernalia, lo mejor es consumir la dosis más baja posible. Los concentrados pueden tener porcentajes de 92-98% Tetrahidrocannabinol (THC) y demás elementos.

Parafernalia de cuarzo:

Se prefiere el cuarzo por la forma en que mantiene la temperatura. Una vez la pieza caliente, se deja esperar 55 segundos para derretir el extracto aceitoso. Cada flor o concentrado tiene sus propios temperaturas ideales para ser consumidos.

Limpie las piezas después de usarlas. Mejorará los sabores.

Ahora la pregunta es:

¿Dabear o no dabear?

Share on TumblrShare on WhatsApp Share

Comments

comments

Leave A Reply