Testimonio: “El uso de cannabis marcó un antes y un después en mi enfermedad”

21 0

“Día a día padezco de fatiga crónica. El sol me cansa, leer me cansa […]. Si se me cansa la vista, me canso yo”, así describe Karla Artavia, vecina de San José de Costa Rica, su condición como paciente de esclerosis múltiple.

Desde hace tres años hace frente a las consecuencias que trae consigo la aparición de lesiones desmilinizantes y neurodegenerativas que ocurren en el sistema nervioso central. Estos daños se producidos a causa del daño que se genera en la vaina de mielina la cual es la cubierta protectora que rodea las neuronas.

Una vez que se producen estas inflamaciones, los nervios se dañan, causando dolores y diferentes síntomas relacionados con el sistema endocannabinoide. Karla asegura que la enfermedad la ha afectado en diferentes formas viéndose su habilidad motora y sus niveles de energía afectadas recurrentemente.

Al ser una enfermedad del sistema nervioso central, los especialistas afirman que es una dolencia que en la mayoría de casos avanza. Para ello, la medicina occidental ha dado con el medicamento que se conoce como  “interferón” el cual supone, detiene el avance de la enfermedad.

“Yo me inyecto día por medio, pero hay gente que se inyecta una vez por semana, pero más recientemente mi doctor me dio permiso de utilizarlo una vez por semana ya que el efecto secundario se me da muy fuerte”, comentó.

En medio del caos que vivía en la transición de la vida normal a una con la que tiene que convivir con la esclerosis múltiple, se interrumpieron sus estudios. Antes de entonces, tenía activas dos carreras universitarias a las que ahora tuvo que poner freno por estrés.

Ante la desesperación del fallido efecto de los fármacos, Karla y su familia hicieron consultas a sus médicos y uno de estos le recomendó informarse sobre el efecto terapéutico de cannabinoides especificamente en espasticidad.

En medio de estas investigaciones, se realizó en el 2015 la Primera Conferencia sobre Cannabis Medicinal y Cáñamo Costa Rica (CannaCosta) en San José, a la cual Karla asiste con su mamá. En él, el conferencista Denis J Petro, neurológo presentó su ponencia en torno a la esclerosis múltiple.

Cannabis como terapia, dos años después

Si el doctor le decía era por algo, piensa Karla. Su decisión final la hizo al ver la presentación del doctor Preto.

“Desde que uso cannabis dejé dos medicamentos: Uno para la energía y otro para la espasticidad” ”.

La evidencia científica y testimonial muestra que tanto el tetrahidrocannabinol (THC) como el cannabidiol (CBD), son tratamientos capaces de aliviar la espasticidad muscular asociada con la esclerosis múltiple. Algunos de estos estudios realizados en base a fitofármacos.

En dichos casos, parece que los cannabinoides funcionan para tratar síntomas como:

-Inflamaciones.

-Espasmos musculares.

-Dolor y problemas de sueño.

-Problemas de energía.

Dos años después desde la primera vez que Karla se auto medicó con esta planta, los avances políticos sobre el tema en el país, son casi nulos. En sus palabras, desearía a veces “consultar a un especialista” sobre todo para determinar la dosificación correcta.

“Espero que este testimonio sirva para ayudar a personas que padecen esclerosis múltiple en el país y en todo el mundo.”

Vea la presentación de Denis Petro en el CannaCosta:

Share on TumblrShare on WhatsApp Share

Comments

comments

Leave A Reply