Canadá aprueba la prescripción controlada de heroína para combatir crisis de opioides

123 0

El gobierno federal canadiense aprobó esta semana la solicitud para autorizar a doctores prescribir heroína en casos de adicciones problemáticas con el fin de combatir  la crisis de opiodes.

Síguenos En Facebook

El proyecto impulsado por legisladores y expertos de la salud apela a la reducción del daño y de las muertes asociados a la inyección intravenosa de esa sustancia.

Información brindada este viernes por el Ministerio de Salud acordó que los doctores tendrán la posibilidad de prescribir diacetilmorfina –nombre farmacéutico de la morfina- en un programa de contra la depedencia crónica a los opiodes.

El Programa de Acceso Especial (SAP, siglas en inglés) proveerá una droga especificamente diseñada para el tratamiento de estos pacientes cuyas adicción mantiene su vida en peligro.

En una declaración obtenida por ABC News, el Minsterio de Salud explicaró que el programa se aplicará a casos específicos en donde ningún otro tratamiento ha funcionado.

“La evidencia científica comprueba el funcionamiento médico de la diacetilmorfina para combatir las recaídas producto de la adicción a los opioides en determinados casos específicos”.

Además agregaron que “el Ministerio de Salud reconoce la importancia de proveer médicos especializados que puedan brindar propuestas de tratamiento basados en evidencia para cada caso”.

Este tipo de programas ya han sido puestos en práctica por parte de investigadores canadienses en diferentes proyectos piloto. La estrategia consiste en proveer inyecciones supervisadas sin tener que forzar a las personas a que tengan que dejar la sustancia.

El gobierno otorgó el permiso a doctores de la Clínica Crosstown en Vancouver. El centro de salud dirigido por Scott Macdonald recibirá a 52 personas adictas y si el programa obtiene los recursos esperados, se doblará el número de pacientes a lo largo del próximo año.

“Este es como uno de las últimos recursos para tratar a estas personas y sacarlas de las calles”, manifestó Macdonald.

Este es otro de los golpes dados por el Primer Minsitro Justin Trudeau quien en abril, dictó una orden para poner en marcha el plan que regularía el mercado de cannabis a inicios del 2007.

El anterior gobierno comandado por los Conservadores había impuesto una serie de políticas severas en contra de las adicciones. Para muestra un botón, en el 2013 intentaron frenar el programa de distribución de heroína previamente establecido en la Clínica Crosstown desde el 2015.

Los pacientes inscritos en el programa deberán seguir una serie de requisitos. Por ejemplo, cada uno debe acudir al centro dos o tres veces al día por sus inyecciones. Aunque hay riesgo de que algunos deserten a causa del trabajo o actividades familiares, la mayoría se mantiene.

Actualmente, Estados Unidos vive una epidemia de sobredosis a causa de la heroína. Según el Centro de Control y Prevención (CDC) solo en el 2014, 47 000 personas murieron por sobredosis. En Canadá, la mitad de las muertes producto de drogas se debe a opioides.

De acuerdo con las autoridades de salud, este tipo de tratamientos mejora las condiciones de salud de los pacientes y evita la sobredosis.

Asimismo, la rehabilitación controlada disminuye la participación de estas personas en actividades delictivas lo que contribuye a que el sistema judicial no tenga que destinar costos por este tipo de delitos.

Share on TumblrShare on WhatsApp Share

Comments

comments

Leave A Reply