Costa Rica pierde ventaja en el campo del cannabis medicinal

390 0

El uso medicinal e industrial del cannabis es uno de los temas más hablados en la sociedad actual, principalmente por el impacto que ha tenido en los países que han abierto sus puertas a esta nueva alternativa.

Además, acaba con más de 70 años de mentiras y prohibición que impulsaron el caos criminal en Latinoamérica.

Actualmente 4 estados de EE.UU y Washington D.C tienen una legalización completa del cannabis, más de la mitad de los estados cuentan con una regulación que permite el uso medicinal de la planta.

A nivel mundial, un país la tiene legalizada por completo y la mayoría de los países en la Latinoamérica buscan o tienen una regulación que permite el uso medicinal.

En 2014, Costa Rica inició su carrera para ser parte de la élite pionera en este sector. En este entonces, eran pocos los países y estados en EE.UU. que contaban con una regulación, y muchos aún lo veían con gran miedo a nivel internacional.

El proyecto de ley pasó sus primeras etapas con gran velocidad, e inclusive recibió apoyo por parte del poder ejecutivo. Se veía una gran posibilidad que entrará a la corriente legislativa en tiempo récord. Ya que las instituciones encargas de la salud de los costarricenses estaban de acuerdo con el proyecto, bajo ciertos cambios que realmente eran menores.

Pero es aquí donde los políticos no podían dejar que la Costa Rica de “La Platina” fuera líder y que avanzara en un tema de gran importancia para los pacientes, en su lugar, querían que siguiéramos siendo ejemplo de ineficiencia.

El primero en buscar detener cualquier avance fue el famoso político y “activista”, Gerald Murray, quién primero buscaba detenerlo, ya que dicho proyecto supuestamente era un plagio, poco tiempo después por que incluía la industria del cáñamo y por último, por que según él, el proyecto de ley beneficiaba a las farmacéuticas (aunque su famoso texto sustitutivo era el que realmente beneficiaba a este tipo de empresas).

LEA LA NOTAOpinión: Adversario De La Ley De Cannabis Cambia Su Pensamiento Y Recolecta Fondos Para Enviar Diputados A Denver, Colorado

Tal era su dedicación por detener el proyecto de ley, que lo logró con ayuda de un diputado (Juan Luis Jiménez Succar, PLN), o al menos así lo hizo público. Pero al final del día esto solo le dio tiempo a los demás opositores. Mientras esto sucedía, otros países empezaron su carrera y en un par de meses sobre pasaron a nuestro país.

No tomó mucho tiempo para que nuestro país pasara de estar en diarios internacionales por el avance en este tema, a simplemente ser uno más que estaba analizando el uso medicinal e industrial del cáñamo.

Hoy, cada vez se ve más lejana la posibilidad de que Costa Rica pueda beneficiarse de esta industria emergente y que también los pacientes puedan acceder a su medicamento. Al mismo tiempo, otros están viendo los beneficios que trae la regulación del cannabis medicinal y cáñamo, mientras que países observadores aceleran sus procesos para integrarse.

Ahora, quienes se encuentran en la delantera para detener este proyecto de ley son los autodenominados “Bloque Cristiano”, principalmente los diputados Abelino Esquivel y Gonzalo Ramírez, quienes anteriormente presentaron 300 mociones en contra del proyecto de ley, en una estrategia similar con la que detienen los avances de proyectos como las sociedades de convivencias y la fecundación in vitro. Ninguna de la mociones representan preocupaciones reales y su objetivo solo es detener el proyecto.

LEA LA NOTA: Diputados Cristianos Frenan Proyecto De Ley De Cannabis Medicinal Con Argumentos Obsoletos

Pudo haber existido la oportunidad para Costa Rica, sin embargo, gracias a todos estos políticos, países cercanos como Colombia, se están empezando a llevar los beneficios. Mientras tanto nuestro país sigue perdiendo el liderazgo que podría tener en la región y sus beneficios de acciones futuras se reducen.

Es evidente que los intereses políticos y personales están por encima de la población. Ya solo queda felicitar a todos estos políticos, porque definitivamente sin ellos Costa Rica no podría ser la tortuga latinoamericana, ni se podrían afectar de tal manera a familias enteras que sufren mientras esperan una forma legal para proveer su medicamento.

Leave A Reply