Defensa Pública pone en Jaque al Ministerio Público por cultivo de cannabis

506 0

Síguenos En Facebook

San Ramón. Esta mañana el Tribunal de San Ramón realizó la audiencia sobre la apelación presentada por el Ministerio Público sobre la sentencia emitida en enero del 2012 por la siembra de 160 plantas de cannabis para uso personal en el expediente de Mario Cerdas.

En esa ocasión el Tribunal de Alajuela determinó que las pruebas presentadas por el Ministerio Público no podían demostrar que el abogado de 59 años  estaba incurriendo en el delito de tráfico de sustancias penado por la Ley de Psicotrópicos (8204).

Los jueces determinaron en esa ocasión que la acción realizada por Cerdas no era un delito, sin embargo, el costarricense fue enviado 5 meses a prisión preventiva. Para la Defensa Pública esta acción es un agravio.

La apelación al fallo del Ministerio Público esta mañana se basó en tres alegatos: concepto de horticultura, violación del código procesal penal y desacreditación del dictamen toxicológico hecho al imputado.

“El consumo habitual del imputado no concuerda con la picadura de marihuana encontrada, además de los utensilios de jardinería”, manifestó la representante.

El Ministerio Público cuestionó examen toxicológico y cannabis encontrado.

Asimismo, la fiscalía reiteró los argumentos de una supuesta intención de tráfico de parte del imputado.

Para el defensor, Sebastián Mesén, la fiscalía violó el principio de objetividad y el derecho de autonomía de la libertad del abogado Cerdas.

“Queremos pedirle al Tribunal que corrija la sentencia absolutoria del señor Mario Cerdas Salazar, se le dé una absolutoria absoluta, en forma unánime y con certeza positiva ya que las presunciones y especulaciones no pueden justificación válida ni razonable, como lo hace el fallo en este momento”, sentenció.

También considera que los criterios presentados por la fiscalía son basados en criterios no científicos y moralistas en detrimento de derechos fundamentales.

“El artículo 46 de la Constitución Política es un derecho fundamental. Los derechos fundamentales no prescriben, no se relativizan […] La constitución no discrimina porque, discriminar, no es parte de una democracia”, agregó.

Mario Cerdas se mostró calmado durante la audiencia. En su intervención reiteró a los jueces la necesidad de apegarse a la ciencia y la historia para resolver la caso.

“Estoy con muy buena salud, a pesar de las intenciones de algunas personas en los tribunales de Alajuela que querían mandarme a la cárcel a ver si salía de ahí.

Mario Cerdas expuso su caso ante los jueces.

El Tribunal de Apelación terminó la sesión a las 11:00 de la mañana.  Ahora faltará la resolución final del tribunal a cada una de las partes.

Share on TumblrShare on WhatsApp Share

Comments

comments

Leave A Reply