Desmitificando: ¿El Cannabis produce psicosis?

1.3K 0

Un reportaje sensacionalista de dos entregas fue dado a conocer la semana anterior por la cadena de noticias Repretel. Los videos exponen -de manera no muy detallada- la potencia de los efectos psicoactivos del cannabis que los costarricenses consumen hoy día de manera ilegal.

Síguenos En Facebook

Vamos paso a paso:

  1. Para hablar del elemento psicoactivo, el periodista cae en la costumbre de catalogar la sustancia psicoactiva de esta planta (THC) como “alucinógeno”. El cannabis tiene efectos psicoactivos, pero no alucinógenos, con la excepción de que una persona sufra esquizofrenia. Al recurrir a este término, el comunicador trae a colación una palabra que ha sido adulterada como nociva. Primera falla de interpretación.

El concepto de alucinógeno fue inventado por uno de los primeros de las investigaciones de los psicodélicos (LSD, DMT. DMA, etc.) Humphry Osmond, quien la introduce para aquella sustancia que produzca un efecto  “revelador y descubridor del alma”. (Hoffman, pag 23)

Lea: ¿Cuál es la sustancia psicoactiva del Cannabis?

En un tema como estos, la irresponsabilidad periodística puede ser notada fácilmente. En este caso, el periodista nunca da a la opinión pública conceptos como THC (tetrahidrocannabinol) o CBD (Cannabidiol) y su funcionamiento en el cerebro.

El mito número uno que rodea al cannabis es que tiene efectos “alucinógenos”, sin embargo, nadie nunca ha experimentado un efecto realmente de alucinación por parte de una sustancia cuyo efecto desciende una hora después de haberse consumido.

  1. Eduardo Sandí, director del Instituto Costarricense sobre Adicciones (IAFA) declaró públicamente que fumar cannabis, al que el Repretel bautizó como “500 veces más potente que en los años 60″, produce psicosis mental.

Parece que el director del instituto más importante de adicciones del país, no sigue de cerca los avances de la medicina y la ciencia en temas como este.

Un estudio del 2006 publicado en la biblioteca médica más importante de Estados Unidos (PUBMED) hizo un estudio en 5 diferentes países para determinar si efectivamente el cannabis induce la psicosis. Esto es un extracto de las conclusiones:

“Evidencia de 6 estudios longitudinales en 5 países mostraron que el cannabis aumenta el riesgo de la esquizofrenia. Sin embargo, estas relaciones persisten luego de diversas variables, entre ellas, el historial familiar del desarrollo de esta enfermedad y el uso de otras sustancias. No obstante, esta relación no parece ser un resultado de la ingesta de cannabis”. (Degenhardt, PubMed, puede ver estudio completo aquí)

Asimismo, la Universidad de Harvard tiene otro estudio muy completo sobre el tema.

  1. Las instituciones encargadas de estos temas en el país siguen apostando por la salida fácil. Esto quiere decir: culpabilizar a los traficantes y satanizar a los consumidores.

En un reportaje orientado al incremento del uso de cannabis en jóvenes, el director del Instituto para el Control de Drogas (ICD), Guillermo Araya, se limita a culpabilizar la posesión en los jóvenes, pero no habla en concreto sobre medidas para disminuir que variantes del cannabis lleguen a los centros educativos.

Además, Araya afirma que el uso de cannabis hace que los jóvenes pierdan la memoria y dejen sus estudios. Esto podemos desmitificarlo de la siguiente manera:

El Dr. Carl Hart, profesor de neuropsicología en la Universidad de Columbia, Estados Unidos demostró en un estudio titulado “La adicción no es una enfermedad del Cerebro” que no son las drogas las que tienen que ver con las adicciones sino el ambiente social y las condiciones de pobreza y falta de trabajo.

  1. Por último, uno de los datos utilizados para el reportaje, Repretel utiliza de fuente al IAFA al dice “la mariguana genera dependencia en una de cada diez adultos”, ¿Qué quiere decir esto?

Se ha demostrado científicamente que la adicción al cannabis es mucho menos severa a aquella del tabaco o la del alcohol, nuevamente se analiza que es el entorno social lo que determinará las consecuencias de un abuso de esta sustancia. Además ninguna muerte se registra por el uso de esta planta.prescribcioniafa

No hay evidencia médica que pruebe que las consecuencias sean peores a las de drogas como el alcohol, la cocaína o el tabaco. Además, la recuperación es más rápida al ser no ser una dependencia corporal.

Por otro lado, el IAFA afirma a la opinión pública que el cannabis produce adicción y psicosis, pero no habla así de las sustancias producidas a base del Opio como la Amitriptilina, un antidepresivo con efectos secundarios como: náuseas, psicosis, visión borrosa además de la Metadona y la Morfina. Parece el instituto no estar al tanto de la epidemia de opiodes que toca hoy la discusión en el debate político estadounidense.

 

Share on TumblrShare on WhatsApp Share

Comments

comments

Leave A Reply