El CBD favorece a la reducción de ataques epilépticos

Compartir:

La epilepsia  es una enfermedad crónica caracterizada por uno o varios trastornos neurológicos que deja una predisposición en el cerebro para generar convulsiones, que suele dar lugar a consecuencias neurobiológicas, cognitivas y psicológicas.

Una convulsión o crisis epiléptica es un evento súbito y de corta duración, caracterizado por una anormal y excesiva  actividad neuronal en el cerebro. Las crisis epilépticas suelen ser transitorias, con o sin disminución del nivel de consciencia, movimientos convulsivos y otras manifestaciones clínicas.

Los primeros estudios realizados con CBD sugirieron que tiene propiedades anticonvulsivas en modelos animales y que también reduce la frecuencia de las convulciones en ensayos realizados en humanos.
Los hallazgos que se obtuvieron con estos exámenes proponen que el CBD tiene una potencial  independiente de sus receptores CB2,  para inhibir la actividad epileptiforme in vitro e in vivo independientemente de la severidad de las crisis.
Se demuestra por lo tanto el potencial de CDB como un fármaco antiepiléptico novedoso en la necesidad clínica no cubierta asociada con convulsiones generalizadas.

Todos los estudios preclínicos realizados con anterioridad aclaran que la administración de CBD reduce los síntomas de los diversos tipos de epilepsia, reduciendo los temblores en determinados tipos y la tasa de mortalidad en los casos más severos.

Fuentes:

ARKMCCR-000OM

ARKMCCR-001YQ

Compartir:

Escrito por:

Redacción