Farmacéutica acaba de aportar $500,000 a la campaña que se opone a la legalización del cannabis en Arizona

370 0

La semana pasada la farmaceútica Insys Therapeutics aportó $500,000 dólares a la campaña que se opone a la legalización del cannabis en Arizona, según revelan los reportes de campaña.

Este aporte es uno de los más significativos que hasta el momento ha tenido la oposición liderada por “Arizona por una política responsable de Drogas”, el grupo más importante.

Lo anterior, liberaa tenciones entre ambos bandos. Los que apoyan la Propuesta205, sometida a votación en noviembre, aseguran que habilitar el acceso al cannabis eliminaría la necesidad de los pacientes a utilizar drogas sintéticas.

Insys Therapeutics es la creadora del analgésico Fentanyl el cual ha demostrado ser altamente adictivo. Tanto así que los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, siglas en inglés) le han adjudicado una serie de muertes por sobredosis en años recientes.

Crédito: Getty Images

Crédito: Getty Images

La droga que mató hace unos meses cantante Prince y posiblemente al actor Philip Seymur (Subsys, fenatyl), le generó solo en el primer cuarto del año, $62 millones de dólares de ganancias a la farmaceútica. Esto representa más del 100 por ciento de sus utilidades.

Tampoco es la primera vez que la empresa busca incidir en la política pública del cannabis.

El año pasado hicieron una solicitud a la Administración contra el Control de Drogas (DEA) para que retirasen las restricciones contra la elaboración de versiones sintéticas de cannabidiol (CBD), un componente con alto valor medicinal en esa planta.

Los activistas de Arizona se enfrentan ante una empresa que acaba de recibir el visto bueno de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) para su nueva droga basada en la reproducción sintética del componente activo del cannabis conocido como delta9tetrahidrocannabinol (Δ9-THC).

La droga lleva por nombre Dronabinol y recibe el visto bueno para tratar el Sida y los síntomas del cáncer.

Los defensores del movimiento de legalización en Arizona desconfían de las verdaderas intenciones de la empresa para dejar libre el terreno para la comercialización de Syndros y Fenatyl.

“Parece que lo intentan aniquilar el mercado no farmacéutico de cannabis para beneficiar sus bolsillos” comentó J.P Holyoak en una declaración.

En un email dado a conocer por Washington Post, Insys declara que “se han aliado con los políticos electos, las organizaciones y empresarios para oponerse a la Proposición 205 ya que es un fallido intento para proteger la salud de las personas y los niños de Arizona”.

Sin embargo, los activistas defienden que el argumento de la salud pública alegado por la empresa no tiene validez, ya que el cannabis ha demostrado ser efectivo en el tratamiento del dolores crónicos sin necesidad de analgésicos ni otro tipo de medicamentos.

Así bien, estudios han demostrado una caída del uso y sobre dosis de opioides en los lugares donde actualmente cuentan con programas de cannabis medicinal.

Sobre el tema Insys responde:

“Creemos firmemente en el potencial clínico de los cannabinoides. Como muchos en la comunidad de la salud, esperamos que los pacientes puedan beneficiarse de los productos en los ensayos clínicos donde estos han demostrado ser seguros y efectivos”.

La campaña Regulate Marijuana like Alcohol (Regulen la marihuana como el alcohol) ha recogido $3 millones de doláres, mayoritariamente de parte del grupo Marijuana Policy Project. La donación de Insys pone en entredicho la ventaja que tenía sobre los opositores.

Leave A Reply