Fiscal General de Trump podría entorpecer los procesos de legalización EU

49 0

Tiene 69 años, su nombre es Jeff Sessions y ha sido nombrado como fiscal general para la administración de Donald Trump en Estados Unidos.

Síguenos En Facebook

Acusado múltiples veces por profesar doctrinas racistas y punitivas, el senador de Alabama se ha mostrado anuente a volver con las campañas como la de Nancy Reagan “Just Say No” cuyo objetivo político era la mano dura contra las drogas lo que llevó a Estados Unidos a una encarcelación masiva de latinos y afroestadounidenses por posesión de sustancias, sobre todo cannabis.

En una audiencia del Senado el pasado abril, Session manifestó que la legalización del cannabis trae consigo serias consecuencias.

“Necesitamos que Washington se mantenga con la postura de que el cannabis no es algo que pueda ser legalizado. Hay accidentes y muertes relacionadas a la marihuana”, manifestó el senador a pesar de la vasta información científica y estadística que existe hasta el momento.

En otra sesión parlamentaria en el mes de abril, el fiscal general de Trump manifestó que “las buenas personas no fuman marihuana” y esto fue acompañado con una serie de críticas a la administración del presidente Barack Obama con respecto a su postura con respecto a la legalización de los Estados.

El aumento del consumo de cocaína y heroína es algo que para los comentarios de Sessions tiene que ver con el cannabis.

“Van a ver un incremento de la cocaína y la heroína como nunca antes, yo pienso, que es algo que no hemos discutido.”

Declaraciones de Trump

Durante su campaña, las pocas referencias que el ahora presidente electo dijo no eran alarmantes. Para él, cada Estado debe decidir sus propias leyes de regulación interna. También había manifestado en una de sus presentaciones que el cannabis medicinal era algo importante e incluso reconocía sus beneficios.

Sin embargo, las dos recientes fichas políticas escogidas por Trump, Jeff Session y Steve Bannon, un conocido demagogo de la extrema derecha, puede no ser una buena noticia para el movimiento.

Si por la víspera se saca el día, las apologías de Sessions a las políticas de Ronald Reagan y la nueva ola racista en Estados Unidos podrían ser una vuelta atrás en cuanto al funcionamiento del sistema penal de drogas y la intención de llenar las cárceles privadas por medio del encarcelamiento a las personas de color y a los latinos.

Algo que el gobierno de Barack Obama había estado en contra durante los últimos años.

Bien es sabido que el movimiento pro legalización es bastante poderoso en todos los Estados. Aunado a esto, 8 Estados nuevo legalizaron el cannabis, incluido California quienes actualmente se encuentran desarrollando una industria multimillonaria blindada de condiciones y proyecciones al futuro.

Aun así, la prohibición a nivel federal no protege los comercios y es cuando la Administración para el Control de Drogas (DEA) –opositores a la legalización– podría recibir directrices del fiscal general para allanar algunos comercios que consideren “ilegales” o “sospechosos”.

 

Share on TumblrShare on WhatsApp Share

Comments

comments

Leave A Reply