Gobierno de Trump busca frenar la legalización del cannabis en Estados Unidos

67 0
El fiscal general de los Estados Unidos, Jeff Sessions, ha lanzado una nueva ofensiva en contra de la industria del cannabis.

El Gobierno de Donald Trump acabó  con 5 directrices establecidas en la administración Obama para evitar que el Departamento de Justicia y los agentes federales tuvieran injerencia inmediata dentro de los estados que han regulado el cannabis en sus diferentes formas.

Síguenos En Facebook

De esta manera, los agentes federales pueden pueden perseguir e investigar con mayor severidad a las personas involucradas con la industria del cannabis, sin importar las regulaciones internas.

Básicamente, las directrices que fueron revocadas no daban prioridad a sanciones federales contra el cannabis, solo en casos de tráfico a estados donde no fuera legal, venta a menores o crimen organizado. Así se jugó a partir del 2013, cuando Colorado y Washington aprobaron el uso.

Jeff Sesions, fiscal general. Créditos: AP.

Hace un año, cuando la administración Trump tomó la Casa Blanca, sus representantes habían manifestado respetar los decretos estatales en el caso de los pacientes de cannabis medicinal. Acorde a sus promesas de campaña.

Sin embargo, estando Sessions a la cabeza, el gobierno federal ha intentado todo tipo de estrategias para detener estos procesos. Este giro en la política ha sido considerado como una traición, según el congresista republicano, Cory Gardner declaró en la sesión del congreso del jueves publicada por el medio ATTN.

Esto podría poner en entredicho la creciente ola de despenalización y regulación como respuesta contra las políticas de encarcelamiento y criminalización que Estados Unidos se ha encargado de exportar a otros países del mundo fundamentados en la prohibición federal y los Convenios internacionales.

Luego de la victoria celebrada el 1 de enero con la legalización en California, los legisladores del mundo perciben un efecto “bola de nieve” producto del planteamiento y la magnitud que ha tenido este acontecimiento.

Hasta el momento seis estados norteamericanos han legalizado el uso adulto o “recreativo” del cannabis permitiendo la venta y la producción local controlada. Entre ellos: Washington State, Colorado, Maine, Nevada, Alaska y California. Otros 29 han permiten a sus ciudadanos el uso terapéutico de la sustancia.

Aún se desconoce cuál será el procedimiento que aplicará el Departamento de Justicia, sin embargo, la incógnita a divido las opiniones dentro de algunas personas de la industria consultados por MCN.

Algunos manifiestan que se debe a un mecanismo de mejorar la rigurosidad en los Estados a partir de las consecuencias que tendrá que California, el Estado más rico y poblado de ese país, esté levantando la industria. Otros, han manifestado que es una estrategia de Sessions para “continuar la criminalización contra los usuarios”.

Por su parte el fiscal general manifestó en un comunicado que “es la misión del Departamento de Justicia aplicar las leyes y la anterior directriz socava la ley”.

Sus palabras han sido interpretadas por unos como la seña de la continuidad de la llamada “War on Drugs” de la cual Sessions ha sido fiel representante desde las épocas en que gobernó el presidente Ronald Reagan.

 

Share on TumblrShare on WhatsApp Share

Comments

comments

Leave A Reply