Depresión, ansiedad y bienestar espiritual, los efectos de la psilocibina en los humanos

Hongos Psilocibe: 3 padecimientos que puede tratar
Compartir:

Vivimos en un renacimiento de la psicoterapia. A pesar de que los enteógenos o “psicodélicos” estén perseguidos y criminalizados en el mundo, los países que inventaron la prohibición de los mismos como los Estados Unidos han visto recientemente un renacer en su uso e investigación médica.

Son más de 150 especies de hongos psilocibe en todo el mundo. Numerosos registros señalan que los diferentes Imperios fundacionales de Mesoamérica y diferentes partes del mundo recurrían a este tipo de tratamientos por ser considerados como herramientas médicinales, espirituales, chamanísticas o religiosas.

La medicina occidental se ha interesado por este tipo de visión del mundo desde hace algún tiempo. Sin embargo, su investigación ha sido obstaculizada por la Administración para el Control de Drogas (DEA) y sus instituciones que operan en los diferentes países.

Aun así, la investigación en esos países ha sido corroborada con los lugares fundacionales de la medicina. Concluyendo que puede ser un tratamiento para la ansiedad, la depresión, el Síndrome de Estrés Post-Traumático (PTSD), ya que sus propiedades son capaces de generar felicidad extrema.

Sentido de bienestar espiritual

Un estudio publicado en Psychopharmacology publicado en 2006 descubrió que los pacientes que consumieron esta sustancia manifestaron un incremento en “sus actitudes positivas, estados de ánimo, efectos sociales y de conducta”, después de dos meses. Asimismo, la investigación realizada por Roland R. Griffiths informa que las personas reportaron un nivel profundo de positivismo, un estado de conciencia y sacralidad con la vida.

Depresión

La Escuela Imperial de Londres encontró grandes beneficios en el uso de la psilocibina para tratar el sentimiento de depresión y desolación. El ensayo clínico demostró que dos dosis de dicha sustancia fueron suficientes para suspender graves depresiones en los voluntarios. Cinco de estos voluntarios se mantuvieron sin estos episodios durante tres meses, mientras que los restantes durante tres semanas.

Ansiedad

Un estudio del 2016 concluyó que una simple dosis de la psilocibina administrada a 29 personas con cáncer terminal redujo la sensación de malestar emocional. Cada uno de ellos fue además diagnosticado con ansiedad o depresión como resultado de su enfermedad. Después de seis meses de tomar esta medicina entre el 60 y 80 por ciento de los pacientes reportaron una significante reducción en ambos de estos síntomas.

En conclusión, de la misma forma que ha pasado con el cannabis, este tipo de descubrimientos puede ayudar a las personas a acceder tratamientos naturales de manera legal. Recientemente, Oregón y Canadá se convirtieron en los primeros lugares en regular el acceso medicinal a esta medicina.

Compartir: