México aprueba la importación de productos de cannabis medicinal

403 0

La polémica iniciativa para permitir la importación de productos hechos a base de cannabinoides fue aprobada ayer por el Senado mexicano con 98 votos a favor y 7 en contra.

El dictamen no contaba con el apoyo total del movimiento de pacientes y activistas porque no atendía el derecho a la salud de muchas personas que no pueden acceder al medicamento.

senado1-483x0-is-pid1482

Esto quiere decir que si bien, el Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (COFEPRIS) está ahora autorizando permisos para la importación, no todas las familias tienen el dinero para pagar estos procesos.

El precio de importación del aceite sin contar trámites de envío ronda los $600 dólares. Un precio que solo algunas élites mexicanas pueden costear.

“El dictamen a discusión en el senado de la República, con respecto al cannabis medicinal, no atiende al derecho de salud de miles de personas que buscan mejorar la calidad de vida de sus seres queridos”, afirmó la Senadora Martha Tagle, en presencia de los pacientes.

Asimismo, el profesor Jorge Tinajero, intelectual importante en el debate, apunta serias deficiencias en lo aprobado. A saber:

  1. Se permite importar estrictamente Cannabidiol (CBD), componente no psicoactivo. Sin embargo, tanto el tetrahidrocannabinol (THC) como extracciones de toda la planta, han demostrado ser un remedio más efectivo para la medicina.
  2. No se permite la producción nacional.
  3. El cultivo personal, garante de medicina, queda prohibido. Esto deja a la deriva a los pacientes posibilitando así, el tráfico interno de estos medicamentos o productos del narcotráfico.

El dictamen establece que el Cofepris asigne la importanción a ciertos laboratorios con importante poder adquisitivo y solamente mediante a receta médica podrá ser retirado de las farmacias.

“Es un paso adelante pero falta mucho por ganar, es una iniciativa más de cannabis Farmacéutico”, comentó Raul Elizalde, padre de la paciente Grace y uno de los líderes del movimiento medicinal.

Los problemas que preocupan a la ciudadanía y por las cuales consideran que el dictamen es una “simulación” del derecho a la salud, es que mediante a las prohibiciones que quedan, no se reduce el narcotráfico, ni se respeta la sentencia de la Corte Suprema de Justicia la cual reconoció el derecho a la autonomía personal para el uso de cannabis sin importar los fines.

Asimismo, el Senado dejó fuera algunas propuestas que surgieron luego de los debates organizados por el gobierno cuyo punto de lanza era la descriminalización del usuario por medio de la portación de 28 gramos por adulto.

La iniciativa se dirige ahora a la Cámara de diputados donde podría ser aprobado inmediatamente.


Crédito de fotos: http://ladosis.org/

Leave A Reply