Pacientes aprenden a hacer aceite de cannabis para mejorar su calidad de vida

422 0

 

Síguenos En Facebook

Read in English

 

  • Comunidad enseña a pacientes desahuciados a preparar sus aceites de cannabis medicinal

 

Una comunidad social de personas se ha organizado para enseñar a cientos de enfermos a realizar sus propios extractos de cannabis para mitigar o disminuir sus dolencias.

Se trata de grupos de pacientes desahuciados o en tratamiento en el sistema de salud costarricense conocido como la Caja Costarricense del Seguro Social (CCSS), la mayoría con enfermedades complicadas como dolores crónicos, fibromialgia, artritis, epilepsias, cáncer, esclerosis múltiples, y otras.

Con su consentimiento han buscado Costa Rica Cultiva (CRC), una organización sin fines de lucro fundada por Bernardo González y Susana Leiva.

El grupo se encarga de empoderar a estas personas para que aprendan todo el proceso desde plantar cannabis hasta la extracción de variedades medicinales específicas para su condición.

CRC ha hecho durante meses un trabajo-hormiga que ha crecido a tal punto que les es imposible atender todas las solicitudes.

Es por eso, que el domingo anterior, se organizó un taller privado para 20 personas curiosas por aprender más sobre este tema.

Los requisitos: tener algún padecimiento crónico y contar con epicrisis vigente.

En el grupo hubo veterinarios, comunicadores, estudiantes, enfermeras, doctores y por supuesto, usuarios de cannabis medicinal cuyo expertise es a veces mayor, que el de los mismos médicos que se han opuesto durante décadas a la medicina natural.

Los interesados asistieron al taller bajo ningún costo y fue además impartido por Argery Herrera y Marielos Blanco, pacientes miembras de CRC.

De 9 de la mañana a 2 de la tarde cada uno de ellos aprendió de primera mano los aspectos básicos de un cultivo medicinal. La primera parte estuvo dedicada a los cuidados básicos de las plantas: luz, agua, alimento (nitrógeno, potasio, fósforo) y amor.

De esta manera, cada uno de ellos realizó el proceso de germinación y llevaron a casa, un pequeña plántula que será su medicina dentro de unos meses.

“Nos hemos dado cuenta de que hay mucho dolor. Yo mismo entré en esto por un grave dolor en la columna. Por eso, hoy estamos aquí”, confesó Bernardo, mientras impartía el taller de cultivo.

Extracción medicinal

La parte que más interesa a las personas es poder acceder a las “gotitas milagrosas”, como muchos de ellos llaman al aceite de cannabis.

Argery Herrera y Marielos Blancos, pacientes miembras de CRC, son prueba viviente de ello.

Desde que empezaron a tomar las suyas han podido dejar la mayoría de fármacos que utilizaban, así como, sentir un alivio que jamás habían sentido desde que padecen de fibromialgia y dolores crónicos.

Desde entonces, preparan la medicina en sus casas y ahora, comparten su conocimiento para ayudar a quien lo necesite.

 

“Gracias a dios con las gotitas de cannabis he ido eliminando cantidad de tratamientos y ahora estoy solo con la metotrexato. Desinflamada totalmente, super feliz”, comenta Argery, mientras vigila el procedimiento de extracción.

 

Un documento práctico acompañaba la enseñanza que las muchachas compartieron durante aproximadamente dos horas mientras se evaporaba el alcohol de la resina.

El momento se prestó además para intercambiar comentarios y sacar dudas libremente sin estigma o criminalización, espacios que son posibles gracias a la buena voluntad de muchas personas.

Se tocaron temas comúnes como: ¿Me volveré adicto al cannabis?, ¿Puedo tomarlo junto a otros medicamentos?, ¿debo decirle a mi doctor?, y otras.

Muchas de los asistentes compartieron su testimonio con gran entusiasmo.

“Lo que ustedes están haciendo, es algo muy especial”, dijo uno de los asistentes, luego de un emotivo cierre marcado por la esperanza de una mejor calidad de vida.

Cada personas llevó a casa un frasquito con el que empezarán su camino para tratar de aliviar sus síntomas que ya no responden a los típicos medicamentos recetados por sus doctores.

Entre lágrimas, sonrisas y muestras de afecto, los asistentes salieron por la puerta principal de Agroindoor, conscientes de estar construyendo una sociedad mejor.

Puedes encontrar más fotos sobre el taller en nuestra cuenta oficial de Instagram: @mcnglobal

 

Share on TumblrShare on WhatsApp Share

Comments

comments

Leave A Reply