Polémica por cultivo de cáñamo del Ministerio de Agricultura y Ganadería

Fiscalía solicitó hacer pruebas de presencia de THC a los cultivos de cáñamo del MAG
Compartir:

La Fiscalía solicitó al Ministerio de Agricultura y Ganadería los informes sobre las cantidades de Tetrahidrocannabinol (THC) que contienen el cultivo de cáñamo anunciado por la cartera que lidera, Renato Alvarado en las últimas semanas.

Así lo confirmó la fiscala Emilia Navas y el ministro de Seguridad, Michael Soto en una nota publicada por un diario digital costarricense.

Se trata de un cultivo impulsado por el MAG a través del Instituto Nacional de Innovación y Transferencia de Tecnología (INTA) donde según un comunicado de prensa donde se indica que las variedades cultivadas cosechadas en Cañas y Guápiles son Dream Queen, Maya Grain y Cherry Blossom.

Según la información ofrecida por el INTA y el MAG, la investigación es posible por medio de un convenio que se realizó con una empresa privada, sin embargo, hasta el momento se desconoce cuál es esta empresa y porqué seleccionaron esas variedades.

La polémica se dio cuando el ministro Alvarado le solicitó al Ministerio Público el permiso para transportar la cosecha de estas plantas para continuar con el proceso de investigación con sus derivados.

Jerarca del INTA, Arturo Solorzano defiende la legalidad:

«Las investigaciones del #INTA sobre #cáñamo industrial tienen como único objetivo que el país cuente con conocimientos #técnicos y #científicos a la hora de tomar una decisión sobre el desarrollo de este cultivo en el país, y que los productores costarricenses cuenten con un paquete tecnológico si los legisladores aprueban la siembra. «

La fiscalía presume que las variedades cultivadas contienen trazos de THC

“La Fiscalía analizó el oficio enviado e informó a ese Ministerio que, al no estar aprobado el Proyecto de Ley de Producción de Cannabis para fines medicinales y Cáñamo para fines industriales, no es posible avalar el tránsito por el territorio nacional de dichas sustancias, debido a que, al no realizar la ley actual ninguna distinción según porcentajes de concentración de THC, la sola determinación de su presencia obliga a su decomiso y análisis forense”, indicó la fiscalía.

Pese a que el THC tiene gran potencial para exportación como componente activo medicinal, se mantiene ilegal en el país. Las cualidades de la planta Cannabis Sativa L. indican que las variedades conocidas como cáñamo presentan niveles de THC de hasta 1%, aquellas cuyos contenidos son superiores se mantienen prohibidos según los convenios internacionales a los que está inscrito el país.

Michael Soto indicó en la visita realizada al centro de experimentación Enrique Jiménez que se realizaran las pruebas correspondientes sobre los niveles de este cannabinoide. Ya que las pruebas presentadas por el INTA fueron realizadas sobre el terreno y no sobre la planta seca.

La fiscalía presume que estas variedades podrían tener trazas de THC.

“Yo solicité al Instituto Costarricense sobre drogas (ICD) y la Policía de Control de Drogas (PCD) que por favor me indicaran, según la normativa de la ley nuestra sobre cuál sería el porcentaje de THC para una planta de cáñamo y me respondieron que sería de 0,2%”.

Así se vería un campo lleno de cáñamo en Holanda (plantas con mayor fibra):

A continuación, una foto de la plantación del INTA:

En una búsqueda simple sobre las genéticas que anunció el INTA y el MAG y según algunos medios especializados de semillas, anuncian porcentajes de THC mayores a 1%. (https://cannasos.com/strains/hybrid/dream-queen)

Compartir:

Escrito por:

Redacción