¿Qué efectos tiene el cannabis en los pacientes con asma?

878 0

Imagine por un momento que no puede respirar, y que por más que trate de contener la respiración, su pecho está tan inflamado que siente que en cual quier momento podría ahogarse. Dependiente a la mascarilla o al inhalador para retomar la respiración.

Síguenos En Facebook

Esta es la vida de los pacientes asmáticos. 235 millones según el Organización Mundial de la Salud (OMS) atacando a la persona desde la infancia. Cualquier doctor se opondría a que sus pacientes fumaran cigarrillos. La inhalación de dicho humo no es bueno para nadie y mucho menos para los asmáticos.

No obstante, la evidencia médica que existe demuestra que el cannabis podría tener efectos beneficiosos para aquellos que cargan con esta enfermedad aún cuando la ingesta sea a través de humo.

¿Cuáles pueden ser sus beneficios?

El cannabis es conocido por su poder antinflamatorio, especialmente en los cannabinoides de tipo Cannabidiol (CBD), el Tetrahidrocannabinol (THC) y Cannabicromeno (CBC). El asma por su parte, es caracterizado por la inflamación crónica en los tubos bronquiales.

La infusión de cannabis es uno de los remedios convencionales para el tratamiento del asma y la bronquitis.

La infusión de cannabis es uno de los remedios convencionales para el tratamiento del asma y la bronquitis.

A partir de este razonamiento se han puesto en práctica investigaciones que lanzan la actividad de dilatación respiratoria presente en el THC y broncodilatadora del CBC. Esto ocasiona la inhibición de los factores que produce la tos y caracterizando el efecto que tiene el humo del cannabis como contrario al del tabaco: en lugar de contraer las vías bronquiales, las expande.

Esta cuestión aún se encuentra en proceso de debate entre la comunidad médica y científica. El fumado podría tener consecuencias a largo plazo. Comúnmente, según la intensidad, el consumidor puede experimentar picazón en la garganta o algún tipo de irritación.

Los estudios se mantienen dentro de la frontera de las dos posibilidades. Uno de ellos con data recuperada de un seguimiento a fumadores por 20 años demostró que aquellos que era moderados, mejoraban su condición experimentar los daños que produce el consumo de cigarrillos.

¿Cambiar el inhalador por el vaporizador?

Las drogas antinflamatorias forman parte de los tratamientos más populares contra el asma. Los inhaladores permiten recibir los esteroides actuando por periodos cortos como broncodilatadores.

Asimismo, el porcentaje de los asmáticos que tiene inhaladores es muy alto, aunque algunos de ellos y según el tratamiento, experimentan nausea, dolores de cabeza o dependiendo de la gravedad hasta convulsiones.

El funcionamiento es similar a lo que hoy día se conoce como vaporizadores. La segunda opción para aquellos que recurren al humo. Estos artefactos han pulido el arte del vapor de cannabis ganando amplia popularidad en los usuarios. Su tamaño los hace fácil de transportar y amoldable a la ciencia de la temperatura del cannabis. Esto lo ha permitido la tecnología desarrollada entorno a ella.

La tecnología de los vaporizadores está en crecimiento por su seguridad en los riesgos del fumado.

La tecnología de los vaporizadores está en crecimiento por su seguridad en los riesgos del fumado.

Vaporizar es más seguro que el fumado como tal. A través de este dispositivo los cannabinoides entran más rápido a los bronquios sin recorrer los malignos efectos del humo. Este tratamiento se ha popularizado además de esto, por ser una manera más segura de ingerir la droga.

Ahora bien, si usted es una persona que no se siente cómoda con el vapor o el humo, podría recurrir al uso de comestibles o tinturas para sustraer los cannabinoides antinflamatorios. Para aquellos pacientes con condiciones severas de asma, ingerir aceite de cáñamo en su valor puro proveerlo de un alivio prolongado.

A medida de que evolucionan la investigación, los estudios y el conocimiento médico del THC y CBD podrían determinarse más y mejores tratamientos que puedan resguardar las vías de los bronquios y los malestares del asma.

En la medicina occidental este tipo de tratamientos apenas están siendo aprobados por la comunidad científica. Pero, también existen métodos de conocimiento popular para mitigar el asma. Anteriores a las drogas farmacéuticas. Una de ellas es el cannabis.

En culturas de amplia tradición y conocimiento de las plantas es normal que las personas intervengan estos males con mezclas mezclas de cannabis, jenjibre, romero, cúrcuma o polén. Comúnmente se aplica en infusiones.

Esto es aún normal en los pueblos de Jamaica, India, Latinoamérica y algunos lugares de África.
Quizá sea ahí sea el lugar donde los científicos vayan a encontrar estas respuestas a las preguntas que siguen sin responder.

 

 

 

Share on TumblrShare on WhatsApp Share

Comments

comments

Leave A Reply