Republicano presenta ley para acabar la prohibición federal del cannabis

273 0

Tom Garret, republicano por el estado de Virginia, presentó esta semana un proyecto para acabar la prohibición federal que rige para la industria del cannabis en Estados Unidos.

Síguenos En Facebook

El acta “End Federal Marijuana Prohibition act 2017” busca que cada estado pueda tomar las decisiones completamente amparados por sus políticas internas. Para ello, se pretende remover al cannabis del Acta de Sustancias Contraladas a nivel federal cuyo principio entra en conflicto con el estatus de los programas de cannabis medicinal y recreativos de cada estado.

Dicha lista considera nulas las propiedades medicinales y acusa a la sustancia de propiciar “graves adicciones” y la incluyen con otras realmente adictivas como la heroína o la cocaína. Claramente, esto entra cada vez más, en contradicción pues la mitad del país ha tomado decisiones sobre los usos de la planta.

En términos generales, no se propone que los 50 estados legalicen el mercado, sino que cada uno de ellos pueda tomar acciones sin ser constantemente interpelados por el gobierno federal. Lo que se castigaría como crimen federal sería entonces, transportar cannabis a un estado cuya ley no lo permita.

Según medios estadounidenses, la iniciativa ya recibe apoyo por parte del demócrata por los republicanos Tulsi Gabbard (Hawái), Jared Polis (Colorado) y Scott W Taylor (Virginia).

Garret mencionó los aspectos económicos que traería para su estado:

“Este paso permitiría a los estados decidir apropiadamente sobre el uso médico y permite el crecimiento del cáñamo industria. Esto sería un gran impulso a la economía agrícola en el desarrollo de la zona sur de Virginia”, dijo en su declaración.

¿Podrá la Administración Trump traerse abajo la Industria?

Esta semana, en su primera comparecencia ante el congreso, Donald Trump reafirmó los deseos de su fiscal general, Jeff Sessions en traerse abajo la legislación. Ambos han buscado vincular el uso de drogas a la criminalidad, una táctica antigua de la Administración para el Control de Drogas (DEA) y los conservadores.

Crédito: CBS

Para hacer el contrapeso de la presión de algunos políticos, los senadores no solamente hacen hincapié en el aspecto económico, sino también han creado un departamento político de cannabis en el congreso con representantes de estados importantes para la Industria como Colorado, Oregón y Alaska.

Asimismo, las recientes acusaciones de la interferencia rusa en la elección de Donald Trump parece permear a todo su séquito incluido Sessions. Los escándalos que surjan en adelante podrían complicar las acciones que su equipo pueda tomar.

Mientras esto sucede la ley propuesta con Garret podría abrirse camino en busca de apoyo demócrata y republicano para que sea discutido en las comisiones jurídicas.

Share on TumblrShare on WhatsApp Share

Comments

comments

Leave A Reply