¿Sabía usted que existe otro remedio para tratar la Artritis?

1.03K 0

Recientemente un lector nos escribió pidiendo que escribiéramos un artículo sobre estudios científicos relacionados con el  cannabis y la artritis. El término artritis etimológicamente significa inflamación de las articulaciones. Esta enfermedad  que afecta al llamado sistema músculo esquelético debilita las articulaciones y posteriormente, ataca otras partes del cuerpo como los músculos y los huesos.

Síguenos En Facebook

Según expertos reumatólogos, existen alrededor de 100 tipos de artritis que en Costa Rica son padecidos por cerca del 0,5% de la población. Casi la mayor cantidad de pacientes que ingresan a la Caja Costarricense del Seguro Social (CCSS) son registrados con la llamada artritis reumatoide, que dicho sea de paso, se presenta en las personas entre los 25 y 45 años.

Un reciente estudio de Journal of Rheumatology, una revista científica canadiense, reveló evidencia de cómo el cannabis ataca la inflamación de las articulaciones. Tal acción se produciría al activar las vías de los receptores conocidos como CB2 que están altamente presentes en los tejidos de las articulaciones de pacientes con artritis. Esto a través del cannabinoide CBD.

El CB2 –que fue descubierto en los 90s- forma parte de uno de los 5 receptores de cannabinoides que se encuentra mayoritariamente en los tejidos del sistema inmunológico y gastrointestinal.

Lea también: ¿Qué son los receptores de cannabinoides?

Esta característica apoya esta posibilidad en que medicinas antinflamatorias sin actividad psicoactiva pueden ser desarrolladas en el tratamiento de las inflamaciones crónicas tales como la artritis reumatoide.

El estudio titulado “Expresión del CB2 y su efecto inhibitorio en el fibroblasto sinovial en la artritis reumatoide” reveló la expresión del CB2 y su regulación por los mediadores inflamatorios en esta enfermedad y  además, se demostraron los efectos inhibidores de la activación de este receptor sobre la producción de células proinflamatorias.

Otros padecimientos relacionados. El reumatismo y el dolor severo suele desarrollar algunos efectos secundarios en la vida de los pacientes. Las dificultades a la hora de dormir y el insomnio crónico pueden ser ocasionados ya sea por efectos secundarios de medicamentos o por el dolor en las articulaciones o en los músculos.

El cannabis  por sus características presentes en este artículo no solo ayuda a tratar esta enfermedad, sino que aminora los efectos que están relacionados al insomnio. Tales pueden ser ansiedad, depresión, estrés causados por medicamentos como los anticonceptivos u otros relacionados con los cambios de ánimo.

Las partículas psicoactivas encontrados en el THC activados por los receptores CB1 forman parte del sistema endocannabinoide se ha detectado que tiene un papel en la regulación del sueño. El 95% de los pacientes con insomnio intentan con pastillas para dormir como la Ambien. Sin embargo, estos medicamentos poseen efectos secundarios que pueden afectar la vida diurna de los pacientes.

Estudios. En 1973 un estudio sobre los efectos del THC en el sueño demostró que el cannabis puede tratar el insomnio pues al disminuir el período de latencia del sueño (el tiempo que dura el cuerpo en dormirse) incrementa la tercera etapa del mismo.  

Una dosis de 20 mg de cannabis puede reducir la cantidad de tiempo necesitado para dormirse en el periodo de una hora, aunque el aumento a 30 mg puede provocar por el contrario, más complicaciones para dormir.

En 1981, investigadores descubrieron que los efectos no psicoactivos del cannabidiol (CBD) en una dosis de 160 mg podría ayudar a dormir por largos periodos de tiempo.

Los resultados que hasta ahora son muy convincentes, algunos análisis clínicos aún son analizados para definir un tipo cepa y dosis de cannabis que se catalogue como la más óptima para proveer los efectos más beneficiosos.

 

Share on TumblrShare on WhatsApp Share

Comments

comments

Leave A Reply