Tecnología en la industria verde: ¿El fin del porro?

17 0

 

Síguenos En Facebook

Read in English

*La industria del cannabis ha apostado por la tecnología para reducir el estigma del fumado, y está funcionando.

Quién creería que el fumado de cannabis estuviera pasando de moda y que la revolución tecnológica contribuiría a cambiar la percepción que los más conservadores tienen sobre los consumidores de cannabis.

En el mundo de hoy, todos quieren inhalar concentrados. Ya no es necesario buscar sitios escondidos ni zonas peligrosas, ahora basta con una batería electrónica para quedar puesto de una manera sútil, médica y efectiva.

Nunca antes en la historia de América se había visto tantas formas de consumir cannabis. La gente la anda extrayendo, vaporizando, cocinando, preparando en tinturas para usos tópicos o sublinguales, todo esto inmiscuido dentro de una cultura que vende lo high class, el buen vivir, la vida orgánica,  la medicina terapéutica y la paz mental.

A partir de la legalización en Estados Unidos, las empresas han apostado por reconstruir los preceptos sobre el consumo y aprovechar las ventajas de la tecnología. Este tipo de decisiones han replanteado la opinión del “consumidor vagabundo” por la de “consumir por bienestar”, lo cual ha creado un nuevo apogeo en la industria.

Es que el porro además de resultar apestoso para mucha gente, requiere de práctica, tiempo y parafernalia. ¿Para qué enrolar cuando tengo un vaporizador o lapicero portátil? Las empresas se dieron cuenta de que paradójicamente, el humo parecía estar frenando la bonanza del producto.

Pero además de ello, la incursión de los laboratorios tecnificados con sus nuevos métodos de extracción han propiciado un tipo de venta más generalizada. La droga del futuro puede tratar los estados de ánimo, calmar la ansiedad, el estrés cotidiano, aliviar dolores y por si fuera poco, mejorar la alimentación, la creatividad, el sueño y el ejercicio.

Todo esto mediante a la ingesta de productos con combinaciones de sabores naturales, testeos rigurosos y de alta calidad. Esto suena para algunos como un dulce sueño de opio, pero está sucediendo.

Un estudio de mercado de la empresa Eaze en California, determinó que mientras que consumir la flor de cannabis era la tendencia en 2014, hoy día representa apenas menos de la tercera parte de sus ventas. Por el contrario, la vía preferida por los usuarios de la aplicación de entregas a domicilio en 2017, eran los cartuchos con aceite para quemar a temperaturas bajas.

El director de Eaze, Jim Patterson, dijo que “a muchos usuarios, fumar simplemente les parece nocivo” y este eterno dilema de la combustión en el fumado, parece haber sido resuelto ahora por las empresas.

Facilidad

Vaporizar cartucho representa lo antagónico al enrolado; el vapor es ligero, es fácil de transportar, el abanico de sabores es amplísimo y por supuesto, su fácil funcionamiento: basta con apretar un botón para medicarse en segundos, de manera discreta y fácil de disimular (en caso de tener que hacerlo).

Este nuevo nicho de mercado está conformado además por grupos adultos que hasta hace unos años estaban en contra de la legalización. Ahora, parecen ser los más beneficiados.

La industria en Estados Unidos espera ventas por 10,000 millones de dólares para el 2018, según datos de ArcView. Con la entrada en vigor de la ley en California la marihuana empieza a cotizarse como el vino tinto con proyecciones de alcanzar ganancias de hasta 21,000 millones para el 2021.

El mercado latinoamericano también se está viendo impactado por la nueva ola. Sin embargo, aún no hay información clara de cómo la tendencia internacional impactará el comportamiento de los usuarios y sus tendencias de consumo en los lugares donde la venta sigue siendo clandestina o penada con cárcel.

En la nueva era de legalización, parece que toda la población consumidora o no, parece estar aceptando cada vez más la otrora “droga de los vagos”, consumida cada vez más para aliviar las cargas de la vida moderna.

Síguenos en instagram 

 

Share on TumblrShare on WhatsApp Share

Comments

comments

Leave A Reply