Costa Rica apunta a la reducción de daños para tratar el uso problemático de sustancias

31 0

Con el fin de reorientar la lucha nacional contra las adicciones y brindar servicios de salud relacionados a personas con consumo problemático, el Instituto sobre Alcoholismo y Farmacodependencia (IAFA) y otras instituciones, presentaron un modelo nacional de reducción de daños que regirá a partir de este año.

El IAFA dio a conocer que ha establecido una alianza intersectorial que pretende garantizar un tratamiento basado en la ciencia y en métodos con evidencia de eficacidad.

Esta alianza lleva por nombre Red Nacional de Reducción de Daños (RNRD) y está conformada por la Caja Costarricense del Seguro Social (CCSS), Instituto Sobre Drogas (ICD), Asociación Costarricense para el Estudio e Intervención en Drogas (ACEID), Ministerio de Salud, Municipalidad de San José, el Instituto Mixto de Ayuda Social (IMAS) y el IAFA.

El documento presentado brinda estadísticas y recomendaciones internacionales  para que el tema se analice desde el prisma de salud e inclusión social como prioridad, tal y como lo contempla la Declaración Universal de los Derechos Humanos.

“Este modelo se basa en un conjunto de estrategias e intervenciones integrales con un enfoque de Derechos Humanos que buscan la disminución de riesgos y consecuencias adversas del consumo de sustancias psicoativas para mejorar la calidad de vida de diferentes grupos poblacionales de acuerdo a su realidad y necesidades.”  (Red Nacional de Reducción de Daños, 2015)

Cada institución se encargará de aportar distintos implementos para lograr la puesta en marcha del proyecto. Según, Ernesto Cortés director de ACEID, se buscó diversificar las fuentes de financiamiento con la intención de que las personas excluidas se acerquen a estos servicios de salud.

“Se trata de ampliar el abanico de intervenciones. A la persona que usa drogas se le sacó de todo contexto, se le margina y excluye. La reducción de daños desestigmatiza y busca que cada persona salga (de la adicción) a su tiempo.” comentó a MCN.

Ernesto Cortés de ACEID, institución participe de la Red Nacional de Reducción de Daños.

¿Qué es la reducción de Daños?

Los sistemas convencionales de tratamiento basados en la abstinencia no son efectivas en todas las personas. Algunas de ellas no poseen la voluntad para abandonar el consumo o bien, su adicción se lo impide. Para ellos, los modelos de reducción de daños es una opción por proteger su salud y dignidad. Pero esto no excluye que el método de abstinencia sirva asimismo, como opción.

Este tipo de políticas tienen como objetivo principal reducir los daños colaterales producto de los riesgos del consumo de diferentes sustancias y de brindar acompañamiento tanto a la persona como a sus familiares.

La Organización de Estados Americanos (OEA) ya ha planteado este enfoque como medida para combatir la problemática en el documento “Escenarios para el problema de drogas en las Américas 2013-2025”.

En el caso costarricense, la implementación del modelo representa un cambio de paradigma y un avance coherente con el compromiso por respetar los derechos humanos.

Además reconoce que las políticas basadas en la criminalización y la abstinencia no han presentado estadísticas ni estudios de eficacia y este último, es el método más utilizado en los centros de tratamiento del país.

Situación Actual

El documento presentado por la Red Nacional de Reducción de Daños hace un recuento sobre la situación nacional del consumo y los sectores sociales que se ven más afectados por condiciones como baja escolaridad, condición socioeconómica, patologías, indigencia, falta de empleo, trabajos nocturnos, entre otros.

La propuesta surge debido a que, de todas las personas con necesidad de recibir tratamiento en el país, solamente el 13% es atendido por el IAFA, lo que deja en desprotección a otro gran sector de la población consumidora de distintos ámbitos.

Otras de las razones responden a que el sistema para el tratamiento del problema del consumo es sesgado y estigmatizado. Lo cual es contraproducente para la salud y la dignidad de estas personas.

“El modelo de reducción de daños es un complemento o estrategia inclusiva que visibiliza los derechos de las personas que se encuentran en situaciones vulnerables como, por ejemplo, consumidores de sustancias en situación de calle, con alguna discapacidad, con VIH y enfermedades de transmisión sexual, miembros de la comunidad LGTBI, adultas mayores consumidoras, personas migrantes-refugiadas y personas privadas de libertad, entre otros.” indica el comunicado de prensa.

Hasta el momento el IAFA no ha anunciado cómo empezaría a funcionar el modelo impuesto en el documento ni cuáles serán sus programas iniciales. Puede consultar el “Modelo de Reducción de Daños Costa Rica 2017″ aquí.

Share on TumblrShare on WhatsApp Share

Comments

comments

Leave A Reply