Políticas del Instituto Costarricense sobre Drogas (ICD) fracasan en reducir la violencia por narcotráfico

22 0

Resultados del último Informe del 2016 vislumbran un fracaso por parte del Instituto Costarricense sobre Drogas (ICD) en atender la problemática de la violencia producida por el tráfico ilícito de sustancias y la protección de la salud de los usuarios.

Dicho informe reporta un decomiso de 11,925 kilos de cannabis prensado jamaiquino en el 2016 y 6.422 kilos en 2015. Lo que denota una alta demanda de las personas en las diferentes provincias.

Desde que se debate sobre los usos del cannabis en el país, el ICD ha mantenido un discurso altamente alarmista y estigmatizante, incapaz de adaptarse a la realidad social. Esta postura va acompañada de nulas campañas de información en centros educativos y en gremios profesionales.

Según datos recientes, el consumo de cannabis en el país ha superado al de tabaco, según los decomisos: 100 kilogramos de lo que llaman picadura de cannabis.

Ante las consultas de los medios, el ICD ha culpabilizado a la sociedad civil aludiendo a que, a pesar del fracaso de su política, son las organizaciones en pro de políticas de drogas progresistas y las de cannabis medicinal los responsables del aumento.

En una declaración de esta entidad al periódico la Nación, estos se abstienen de hablar sobre el continuo fracaso de los tratamientos del Instituto Sobre Alcoholismo y Farmacopendencia (IAFA) donde un 55% de los que ingresan desertan por la falta de un acercamiento efectivo de esta institución al problema de la adicción a las sustancias.

Lea: Tráfico ilícito de sustancias aumentó en 2016, pese a presupuestos de seguridad

maxresdefault-2

Guillermo Araya, director del ICD.

Los datos estadísticos para medir la efectividad del trabajo de estas instituciones en los últimos 5 años hablan por sí solos. Además, una gran cantidad de personas que visitan el IAFA consideran que se recurre a la estigmatización del usuario y se niegan haberse visto beneficiados.

“Ninguno de los tratamientos que he recibido en el IAFA me han ayudado verdaderamente. Si dices que usas una sustancia ilícita te encasillan, muchas personas no vuelven.” comentó Carolina Sánchez a MCN.

Además de los testimonios, los Datos Abiertos del IAFA, denotan una falta de información en cuanto al uso de sustancias ilícitas.

Por ejemplo, no han podido establecer un programa de prevención para jóvenes sobre los riesgos del cannabis prensado jamaiquino y sus diferentes variedades.

Según datos del instituto, el alcohol sigue siendo la sustancia con mayor preferencia en los colegiales. El consumo de alcohol se ha vuelto problemático. Siendo uno de los principales casos atendidos por el Sistema de Emergencias 911.

Sobre esto último, se el IAFA ha presentado recientemente en Sinart, un documental sobre esta problemática. Sin embargo, ha fallado en la difusión en los medios de comunicación masiva que acostumbran a usar los costarricenses.

Mayor incautación no es sinónimo de victoria, es sinónimo de derrota. El director del ICD, Guillermo Araya, raya en la irresponsabilidad por sus declaraciones contra la sociedad civil. Es inaceptable que el representante máximo de esta cartera haga responsables a los costarricenses del trabajo que a ellos se les exige; es una solución simplista y sesgada.

¿Cómo pretende el ICD tener éxito en su política si todos los años repite sus mismos errores? Hasta el momento la respuesta ha sido trabajar del mismo modo para esperar resultados diferentes en esta batalla que mantienen sin final.

Share on TumblrShare on WhatsApp Share

Comments

comments

Leave A Reply