4 maneras en que los hongos pueden contribuir a salvar el mundo

Estos 4 usos de los hongos pueden contribuir a cambiar el mundo
Compartir:

Los hongos son la fundación de los procesos que suceden bajo tierra, en el aire, en la naturaleza y forman parte de procesos importantes para la supervivencia de la humanidad.

Una red similar de un hongo conocido como el micelio brinda señales a gigantescos ecosistemas que se retroalimentan constantemente. Estas señalizaciones se ven y funcionan de manera similar a la red neuronal de nuestro cerebro.

Existen muchas maneras en las que los hongos interactúan con nosotros de manera cotidiana. Y aunque existen múltiples posibles usos que aún no conocemos, durante los últimos años nos hemos dado cuenta de que los hongos tienen la capacidad de salvar al mundo en términos de ecología.

Acá te dejamos algunos ejemplos:

  1. Lucha contra el hambre:

Si no lo conocías los hongos tienen una gran capacidad nutricional. Algunos crecen de forma silvestre, algunos crecen de manera doméstica por personas aficionadas a los hongos. Entre los hongos con mayor investigación reciente son, por ejemplo: Chaga, Reishi, Melena de León (Lion’s Mane), Cordyceps, Shiitake, Seta de Cola de Pavo (Maitake) y muchos más por descubrir.

A nivel general, los hongos tienen un alto contenido de proteínas, así como, una serie de aminoácidos esenciales, grasas y fibras. Algunos de ellos tienen vitaminas como ácido, ascórbico, vitamina C, niacina, biotina, tiamina entre otros.  

  • Micelio: Limpieza de suelos contaminantes

El micelio da vida a cientos de miles de kilómetros, junta los ecosistemas, es extremamente tenaz y su presencia se ha detectado hasta a bastantes metros de profundidad del suelo.

Visualmente, el micelio funciona como una red bajo tierra de comunicaciones similares a la señalización neuronal de nuestros cerebros. El micelio funciona además como mensajeros de entre los ecosistemas y tiene un rol importante en la descomposición.

Diferentes estudios del investigador Paul Stamets indican que diferentes derivados del petróleo y pesticidas son considerados como manjares para el micelio. Por tanto, muestran alta potencial para descomponer moléculas orgánicas de petróleo y eliminar contaminantes químicos.

  • Depresión:

Una clase de hongos que llama poderosamente la atención por su capacidad antidepresiva son los hongos también conocidos como psilocibina. Los estudios clínicos recientes han sido evaluados para determinar su capacidad para este tratamiento. En un reciente estudio, se determinó que, por diferentes motivos, esta clase de hongos logró acompañar y disminuir la depresión en diferentes grupos de pacientes.

En Norteamérica, algunos psicólogos y psiquiatras brindan este tipo de consultas como una opción a las alternativas actuales cuyos efectos están siendo cuestionados. Este tipo de hongos se han utilizado durante siglos por sus diferentes usos rituales y religiosos en diferentes culturas alrededor del mundo. En los países occidentales este tema está tomando auge importante.

Recientemente, la revista estadounidense dedicó su edición a dar a conocer los nuevos descubrimientos en este sentido.

  • Insecticida Natural

Diferentes tipos de fungicidas naturales se venden actualmente en el mercado. Su función es disminuir la presencia de insectos mientras promueven o protegen los cultivos. Su mayor atributo: no dejan contaminantes ni tóxicos en la tierra.

Algunas invenciones, por ejemplo, han creado tipos de hongos que no produce esporas. Cuando los insectos devoran y comparten con sus camaradas sin saber que otros de ellos morirán por comerlos. Estos son conocidos como biopesticidas.

Compartir:

Escrito por:

Daniel Gómez