Antonio Álvarez Desanti afila plan de seguridad que favorecería al narcotráfico

571 0

El candidato del Partido Liberación Nacional, Antonio Álvarez Desanti, oficializó el discurso que tendrá su partido como política contra el narcotráfico de cara a las elecciones de febrero 2018.

Así quedó demostrado en un corto vídeo en redes sociales elaborado por su equipo de comunicación. La narrativa, que no fue tan bien recibida, retoma todos los clichés verdiblancos explotados hasta la fecha. Esos ya utilizados en la administración de Laura Chinchilla: “¿Quiere volver a estar seguro? ¿Quiere caminar por las calles sin miedo?”

Ya su adversario José María Figueres se le había adelantado diciendo que en una posible administración suya aplicaría “mano dura, mano dura” contra la delincuencia. Pero Desanti claramente no solo le robó la candidatura, también su plan de seguridad.

El vídeo menciona que, en su diputación actual, Desanti ha propuesto proyectos para contrarrestar el narcotráfico. Él es uno de los impulsores la Ley de Extinción de Dominio que, según quienes lo respaldan, quitaría activos a las bandas los cuales en teoría es el motor de los traficantes.

No obstante, el verdiblanco “experto en seguridad” que nos describe el vídeo no empata con la realidad de lo que dicen los detractores que han detenido el texto no por defender al narcotráfico, sino porque la redacción permitiría, según estos, imponer la fuerza de la ley a quien tenga dineros en efectivo o a quien el Estado le fije el ojo. En otras palabras, elimina el principio de inocencia.

La propuesta ha recibido más comentarios negativos que positivos. Otra mala noticia para Toño, que se le ve cansado como para debatir a profundidad sobre alternativas que se enfoquen en controlar la oferta de sustancias ilícitas. Además, tomemos el ejemplo del actual ministro de seguridad, Gustavo Mata, que en numerosas ocasiones solicitó nuevos recursos de seguridad para la contratación de policías alegando lo mismo y ¿cuál ha sido el resultado?, ¿una epidemia de homicidios?

El populismo punitivo no tiene color político

Ya sabemos que la táctica de las armas y el miedo institucional creado alrededor del complejo entramado de las sustancias psicoactivas es una propuesta fiel de las derechas –e izquierdas- y ciertamente, no es una táctica nueva del PLN. Por eso no sorprende los Toñistas derrochen tantos recursos en la estrategia populista más errada.

Pongamos en perspectiva lo que propone el candidato: Ley de Extinción de Dominio, Armamentos y el “Momento es ahora” (frase robada a Podemos). Traducido en burocracia se resumiría en enredar aún más el sistema de un aparato estatal corruptible que por un lado recibe millones de dólares de ayuda estadounidense y estatal, y por el otro, de la maquinaría del narcotráfico.

En su lugar, los políticos podrían proponer soluciones serias como se ha hecho en países como Colombia, Uruguay o Estados Unidos. Donde haciéndose el estado de la producción del cannabis, por ejemplo, ha recibido recursos, ganancias y la tranquilidad de los ciudadanos.

Foto: El Financiero.

Leave A Reply