California tiene un serio problema de pesticidas en su cannabis

349 0

 

Una investigación del medio especializado Leafly, concluyó que el fenómeno de pesticidas en el cannabis californiano se encuentra al tope.

La historia se concentra luego de que el Emerald Cup 2016, festival más importante de California, atrajo un sin número de flores cargadas de pesticidas. A tal punto de que de las 735 variedades y 263 concetrados concursantes, se descalificó el 25 por ciento.

Generalmente, el cannabis que se encuentra en la competición es de élite y suele ser más limpio que el de los dispensarios. En vista de que sus pilares es el cultivo orgánico, en exteriores y bajo métodos tradicionales en jardines en lugar de hileras. El medio concluye que lo anterior evidencia que California tiene un serio problema de pesticidas en su cannabis.

No hay controles

El problema radica en el poco control de que tienen los dispensarios a la hora de recibir el cannabis que venden. Según la investigación, menos de la mitad de ellos realizan el testeo del producto antes de ponerlo en venta.

Hasta la fecha no es obligatorio. Para esto las autoridades aprobaron en el último proyecto una medida que obligaría la realización de pruebas en laboratorio para el cannabis medicinal, sin embargo, entra a regir hasta el 2018.

Típicamente se encuentran residuos de pesticidas, moho, hongos y otros contaminantes que finalmente son vendidos en las tiendas y que, a la larga, se determina que se posiciona en el mercado negro o bien, se vende informalmente en otros estados.

Riesgos

Los riesgos de este tipo de material podrían ser contraproducentes desde el punto de vista médico. Si bien, parece que el estado de California es un caso aislado en cuanto a controles sanitarios, la presencia de pesticidas podría propiciar otro tipo de males.

Según un estudio reciente titulado Microbiome Assestment of medical marijuana realiza un acercamiento al problema desde las posibles consecuencias que tienen estos contaminantes para el cuerpo.

marijuana-pesticides-colorado-pot-industry

La investigación ofrece ejemplos de doctores que en tratamientos oncológicos con cannabis medicinal han tenido éxito en la reducción de tumores y la desaparición de los mismos. Es el caso de un joven de 20 años quien siguió una larga lucha contra la leucemia hasta eliminarla. Sin embargo, al tiempo desarrolló una infección pulmonar.

Asimismo, un hongo extraño atacó a una paciente también con leucemia. En ambos casos, los pacientes habían consumido ocasionalmente cannabis antes de utilizar métodos de vaporización según su tratamiento. Esta podría haber sido la génesis de la infección, explica el Dr. Joseph Tuscano, médico del UC Davis Medical Center en Sacramento,

La comunidad científica desaprueba completamente que sea esta una opción medicinal, sobre todo por el riesgo de contraer infecciones, bronquitis o neumonía.

Pérdida de propiedades terapéuticas

A diferencia de la industria en Colorado, Washington u Oregón, la prueba en los laboratorios protege a los pacientes. Desde que los médicos y las autoridades han descubierto la problemática, recomiendan otros métodos distintos a la vaporización o el fumado. Los comestibles y píldoras se han vuelto una opción.

Por otro lado, la percepción de seguridad que ha impregnado al movimiento para generar la industria norteamericana, podría estar generándole a California más desafíos que beneficios. Desde que la venta en dispensarios es supuestamente supervisada, los clientes confían en que las prácticas de cultivo son seguras.

De esta manera son los pacientes los que deben determinar la seguridad de un producto, confiando en las prácticas sanitarias de los dueños de los locales comerciales.

En esta sobreproducción de cannabis producto de la competencia de los productores pequeños y medianos, los comerciantes adquieren cualquier onza de cannabis que no les suba los costos. Y es aquella de procedencia orgánica la que se cotiza a los más altos precios.

Síguenos en Instagram

 

Leave A Reply