Carlos Alvarado firma ley de cannabis medicinal y cáñamo

Diputados aprobaron los cambios propuestos por el presidente Alvarado en su veto parcial
Compartir:

La primera vez que el Congreso de Costa Rica habló de cannabis fue en 2014 con una propuesta del Partido Acción Ciudadana (PAC). Ocho años y dos leyes después, los diputados del congreso saliente dieron visto bueno a uno de los proyectos más discutidos de los últimos 10 años y el presidente Carlos Alvarado le estampó la firma esta mañana.

Los diputados acogieron las propuestas acompañadas del veto parcial que el presidente Alvarado realizó a la ley previamente aprobado por el Congreso el 27 de enero. La ley tuvo una votación final de 35 votos a favor y 4 en contra.

De esta manera, el gobierno logró que se eliminaran dos artículos: 1) autocultivo de cannabis bajo autorización estatal y 2) La necesidad de que el cultivo de cáñamo sea bajo licencia.

Las instituciones gubernamentales alegan preocupaciones para mantener los parámetros de salud y de seguridad asociados con estas actividades. No obstante, en muchas leyes de cannabis en el mundo se han autorizado dichas figuras debido a que forma parte del funcionamiento cotidiano de este asunto.

Este ha sido uno de los procesos más estudiados por la Asamblea Legislativa. El proyecto no solo necesito la suma de los votos internos, sino que también, fue enviado a consulta a la Sala Constitucional. Posteriormente, se envió de vuelta al Congreso, se votó de nuevo para que el presidente lo vetará parcialmente, y ahora, nuevamente vuelve a ser aprobado.

“Costa Rica merece esta oportunidad. Lo importante es que esta Asamblea Legislativa le va a dar importancia. Es un proyecto que marca un antes y un después en la calidad de vida de muchas personas. Es un legado que estamos dejando”, aseguró la diputada que presentó esta iniciativa Zoila Volio.

Esta mañana durante la firma del proyecto representantes del ejecutivo y el presidente recalcaron su interés de generar nuevas opciones de empleo, así como, productos que den bienestar a las personas.

“La ley tiene dos objetivos, ampliar las posibilidades para beneficiar la salud de las personas y la industrialización del cáñamo. Vamos a celebrarlo”, dijo el presidente Alvarado.   

Más de 100 años de prohibición llegará a su fin

Los representantes de gobierno han fomentado esta iniciativa para como una opción para ayudar a los agricultores de todo el país.

“Mediante al incentivo de la comercialización y así como el fomento de encadenamientos productivos que beneficien propiamente a los pequeños agricultores. Regula responsablemente la materia prima de estos derivados. Más posibilidad de elección en os productos que darán de manera principal y de forma alternativa. Promueve el desarrollo económico y social de la industrialización de esta materia prima” aseguró el Poder Ejecutivo.

De acuerdo con la ley, el 30% de las licencias tienen que ser otorgadas para las empresas nacionales. Las instituciones del Estado se encargarán de emitir la reglamentación para las licencias de cultivo, registro de productos y demás actividades relacionadas con la industria.

Lee los detalles de la ley: https://bit.ly/36LYo96

Compartir:

Escrito por:

Daniel Gómez