Estudio sugiere que la combustión en extractos de cannabis podría liberar toxinas cancerosas

718 0

Un estudio liderado por el Dr. Robert Strongin de la Universidad de Portlant State, Oregon encontró agentes cancerígenos liberados a la hora de consumir concentrados de cannabis extraídos con butano a altas temperaturas.

La publicación de ACS Omega es el primer acercamiento técnico al fenómeno de los concentrados que ha tomado un serio posicionamiento en los Estados Unidos con repercusiones en los mercados ilegales en el mundo.

A pesar de que se ha debatido especialmente sobre el papel que juega el solvente en la calidad sanitaria del extracto, el estudio presentado ayuda a entender qué tan seguro es el dabbear (verbo anglosajón para referirse al consumo de los extractos) concentrados de cannabis y sus correspondientes terpenos.

Este análisis tomó en cuenta la degradación y el comportamiento del extracto una vez que es puesto sobre la pieza conocida como “nail” (aguja), esta a la vez, conectada en una pipa con agua. La medición de la degradación fue monitoreada y documentada en un proceso riguroso en muestras de extractos disponibles en el mercado de la genética Fire OG, una mezcla de los terpenos mirceno, limonelo y linalol.

Verificación de temperaturas

Durante la investigación, se monitorearon las temperaturas para determinar la consistencia utilizando una cámara termográfica. Se registró así la temperatura inicial una vez en que el terpeno tocó la aguja caliente. Luego de 10 segundos, se registró con un tiempo de espera otra temperatura que alcanzó los 30 a 50 Cº, y finalmente, se calculó una temperatura intermedia entre ambas precedentes.

 

Historia Relacionada:

Manual para consumir concentrados de cannabis de forma segura

 

En el espectro de resonancia magnética se encontraron tóxicos como la MC y el benceno cuando se utilizan altas temperaturas. El MC se da a partir de la degradación el mirceno y otros terpenos. El MC es además un contaminante del aire, ergo, dañino para los pulmones.

Anteriormente, se había detectado que el benceno produce termólisis (separación de elementos) en el humo de cannabis. Dicha razón explica que el compuesto orgánico y el potente químico cancerígeno es un contaminante penetrante y aquellos encontrados en el inhalante de los terpenos a altas temperaturas se encuentra en concentraciones mayores que los que se encuentran en el aire.

“El benceno, akil benceno y el policiclo aromático de hidrocarburos se forman durante la termólisis de los terpenos. Por ejemplo, el benceno es observado como un producto de degradación en la síntesis del mierceno por medio de la pirolisis del β-pineno y es también producto de la pirolisis de del solanesol”. señala el estudio.

El estudio concluye con claridad que a la hora de la combustión del concentrados, este puede soltar cantidades significativas tóxicas a causa de la degradación de los terpenos, a pesar de que es considerado cmo un un método de vaporización.

Las temperaturas juegan un papel determinante en este proceso. La dificultad de controlar la temperatura del clavo (nail) pone a los usuarios en riesgo. Este tipo de acercamientos permiten establecer un control a causa de la cantidad de terpenos aditivos que son agregados a los productos como los E-Cigarretes como saborizantes.

El cuidado de los usuarios pertenecientes a mercados no regulados debe ser aún más excesivo. Por el momento, es importante controlar y consumir en los más bajos niveles de temperaturas.

Consulte el estudio completo aquíhttp://bit.ly/2xiOiGo

 

Síganos en instagram 

Leave A Reply