Jamaica: Isla busca generar millones de dólares a partir de la ‘ganja’

Compartir:

El nuevo Jamaica ya no se encuentra empecinado en reprimir la cultura Rasta, ni de eliminar el estigma mundial que tiene como “Paraíso caribeño de la ganja», como se hace llamar históricamente al cannabis en la isla.

Bastan las redes sociales para engalanar “tours guiados” por plantaciones en lugares paradisíacos. Esta es parte de la nueva estrategia del gobierno: Ganja Vacations Jamaica.

Luego de décadas de políticas conservadoras ante el uso de esta planta, los legisladores ven una oportunidad para levantar la economía de uno de los países con los índices de crecimiento más bajos en el mundo: 1 por ciento cada año, según el Banco Mundial.

Apegados a una política de austeridad y con la necesidad de inversión extranjera, los líderes empezaron por descriminalizar la posesión de cannabis hasta otorgar licencias para cultivar con fines investigativos desde el año pasado. Marcando el inicio de la industria.

La tierra del reggae y los famosos atletas, empezaría a dejar de atacar a la población Rastafari cuya religión permite el uso espiritual de la ganja y empieza a trabajar sobre las bases de la industria.

“Apenas estamos preparando el terreno”, manifestó Mark Golding, antiguo Ministro de Justicia impulsor de la ley.

Mucho de esto se discutió en la conferencia CanEx Jamaica donde participaron representantes nacionales y extranjeros para ir definiendo la implementación de este mercado.

Al igual que sucede en los países latinoamericanos, las ganancias que está produciendo esta industria en Colorado o California, hace que los empresarios vayan en busca de grandes escalas de operación fuera de Estados Unidos.

Esto pone en peligro la participación de los pequeños productores que durante décadas han sido marginados en la Isla.

“Si no estamos organizados, sin ayuda, la posibilidad para que la ganja sea la próxima industria de turismo, café o azúcar, donde nuestra gente está acostumbrada a ser obrera y la posibilidad de riqueza sea para pocos”, manifestó Iyah V, un rasta involucrado en el licenciamiento nacional.

Iyah concuerda con que a los pequeños productores debe de incluírseles de una manera que puedan competir. Para esto se ha hablado de una disminución de los costos por las licencias y garantías que los haga acceder a capital para iniciar.

Actualmente, el cannabis jamaiquino es traficado a un sinfín de países. Entre ellos, Estados Unidos con una disminución especial a partir de la regulación estatal.

También en los países centroamericanos donde el cannabis prensado es de alto consumo y a su vez, sirve como trueque de paquetes de cocaína lo que les ha permitido robustecer su capital.

Parace que el lema popularizado por Peter Tosh en su tema “Legalize it, right here in Jamaica”, podría volverse una realidad casi 40 años después de su publicación.

Jamaica se une a Puerto Rico como otra Isla que busca incentivar su economía  a partir de los millones de dólares de la industria regulada del cannabis.

Compartir:

Escrito por:

Redacción